Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los controles viales por consumo de droga llegan a Mieres, con mil euros de multa

El Ayuntamiento adquiere el aparato necesario para detectar positivos y la Policía Local incluirá el seguimiento en su vigilancia del tráfico

Un control de la Guardia Civil con pruebas de drogas.

Un control de la Guardia Civil con pruebas de drogas.

La Policía Local comenzará en breve a realizar controles de drogas en Mieres. Una amplia parte de la plantilla del servicio ya ha sido formada para habilitarse en el manejo del dispositivo que ha sido adquirido por el Ayuntamiento, un instrumento que permite identificar el consumo de media docena de sustancias, como la cocaína, la marihuana, el hachís o las anfetaminas.

Los habituales controles de alcoholemia que realiza periódicamente la Policía Local incorporarán la posibilidad de detectar también el consumo de drogas. Para ello el Ayuntamiento ha adquirido una máquina que permite detectar varias sustancias en la saliva. De esta forma, se someterá a la prueba a aquellos conductores que den señales de haber ingerido estupefacientes, hayan o no dado positivo en el control de alcoholemia. El procedimiento también se aplicará en casos de accidentes o infracciones al volante.

Los conductores que den positivo en estas pruebas serán sancionados con una multa de mil euros. Al contrario de lo que sucede con los test de alcohol, en este caso no hay grados en cuanto a la gravedad según el nivel de ingesta. La prueba es positiva o negativa, sin más. La plantilla de la Policía Local ya ha sido formada en el manejo y peritaje del dispositivo. Se trata de una máquina que ofrece el resultado en cuestión de unos cinco minutos. El procedimiento comienza con la entrega al conductor de una especie de bastoncillo con forma de “piruleta” que se debe introducir en la boca para que entre en contacto con la saliva. A continuación, el agente introduce la muestra en el dispositivo de control. Si el resultado es positivo en algunas de las drogas rastreadas, el conductor es automáticamente sancionado por vía administrativa, con una cuantía de mil euros. Al tiempo, se le hace una segunda muestra, que es mandada a un laboratorio. Si esta definitiva prueba corrigiese el resultado de la primera, la denuncia se retiraría y, en el supuesto de que el infractor ya hubiera pagado el importe de la sanción, se le sería devuelto.

Los controles de droga comenzarán a realizarse en breve. En principio, se desarrollarán en paralelo con los rutinarios de alcoholemia. Ahora bien, sólo los conductores que, por alguna causa, ofrezcan algún tipo de indicio sobre el consumo de estupefacientes serán controlados, ya que el coste del procedimiento es bastante elevado.

La pandemia

La Policía Local comenzará a realizar controles de droga en cuento los establezca en Ayuntamiento. De momento, el servicio no se ha activado debido a la alta carga de trabajo que tiene el servicio municipal, incrementada por la pandemia. Según los datos aportados por el Consistorio, entre el 22 de diciembre y el 7 de enero, se tramitaron 41 multas. La gran mayoría, 32, fueron derivadas del incumplimiento del toque de queda, fijado entre las once de la noche y las seis de la mañana. Además, las jornadas de Nochebuena y Nochevieja, el Gobierno autonómico amplió esa hora de llegada al domicilio hasta las doce y media de la noche. Aunque había algunas excepciones para poder circular durante el toque de queda, como por motivos laborales o sanitarios, la Policía Local impuso hasta 32 multas a vecinos que estaban en la calle fuera de hora.

El balance

  1. Causalidad. La droga y el alcohol fueron la segunda causa de los siniestros viales mortales que se registraron el año pasado, con un 24 %, solo por detrás de la distracción.
  2. Gravedad. El alcohol y otras drogas constituyen un factor de riesgo que no sólo incrementa la tasa de incidencia de siniestralidad, sino también la gravedad.

Compartir el artículo

stats