Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más problemas para el soterramiento de vías de Langreo: el convenio para acabar la obra debe aprobarse de nuevo

El documento necesita la ratificación del Adif, el Ayuntamiento y el Principado tras incorporar modificaciones el Ministerio de Hacienda

La vía por la que circulan los trenes y, a la izquierda, la zona donde se construyó el túnel. | Miki López

La vía por la que circulan los trenes y, a la izquierda, la zona donde se construyó el túnel. | Miki López

El convenio que permitirá culminar las obras de soterramiento de las vías de la antigua Feve en Langreo tendrá que ser aprobado otra vez por el Ayuntamiento, el Principado y el Consejo de Administración del Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias). Tras recibir la autorización del Consejo de Ministros, el texto precisará de nuevo del visto bueno de las tres administraciones que lo suscribirán “dado que sufrió algunas modificaciones a instancias de determinadas observaciones del Ministerio de Hacienda durante la tramitación de su autorización”, aseguraron fuentes del gestor ferroviario.

Será el sexto documento, entre los borradores del convenio original modificados y los del nuevo texto que se elaboraron, que sea ratificado por el Consistorio langreano en poco más de dos años. La última vez fue en junio del pasado ejercicio. En aquella ocasión el ejecutivo municipal encargó un informe jurídico a los técnicos municipales que determinase si era necesario analizarlo en el Pleno dado que los cambios realizados no modificaban el sentido del documento ya que solo se reajustaban las anualidades previstas al no haber podido empezar la obra en los plazos previstos. Ahora, podría ser necesario convocar una nueva sesión plenaria para aprobar de nuevo el convenio.

Una vez sea aprobado el texto por el Adif y ratificado por las administraciones regional y local se podrá suscribir el convenio y “se podrá iniciar la ejecución de los trabajos”, añadió el organismo ferroviario. El anterior documento incluía anualidades con cargo al pasado año que tienen que ser reajustadas, como ocurrió otras dos veces con anterioridad.

La obra para eliminar el corsé férreo de Langreo, que se inició a finales de 2009, cumple tres años paralizada. Los trabajos del túnel finalizaron en septiembre de 2017 y, desde entonces, las actuaciones pendientes para completar el proyecto (la instalación de las vías y la urbanización de los terrenos liberados) no se han reanudado. La obra permanecía varada en los despachos. Primero se trabajó en la modificación del convenio existente pero en otoño de 2018 se comunicó que era necesario redactar un nuevo documento para que el Adif instalase las vías y el Principado se hiciese cargo de la última fase de las obras, que se centrará en la urbanización de los terrenos liberados.

Los trabajos pendientes ascienden a casi 50 millones de euros que se suman a los 83,3 millones ya desembolsados hasta ahora por el Gobierno regional para construir el túnel y las nuevas estaciones de La Felguera y Sama. De esos 50 millones, 40 serán para la denominada infraestructura ferroviaria y cerca de 10 para la urbanización, financiados por fondos mineros.

Para estas últimas obras el presupuesto del Principado para este año incluye 1,6 millones de euros. Las obras de urbanización comenzarán con la construcción del nuevo vial de acceso al polígono de Valnalón, según aseguraron fuentes de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial.

Para desarrollar el núcleo central de esta actuación es necesario que se ejecute la segunda fase de las obras, la instalación de las vías. Hasta que los convoyes no circulen por el túnel no podrá abordarse la reforma del espacio por el que circulan actualmente. El nuevo acceso al polígono de Valnalón partirá de una nueva glorieta ubicada a la altura de la nave de servicios municipales y dará una alternativa de conexión al área industrial.

La actuación

  1. Ratificación. El convenio para acabar la obra del soterramiento de las vías de Feve en Langreo tendrá que recibir de nuevo el visto bueno en el Consistorio.
  2. Firma. La aprobación por parte del Consejo de Administración del Adif y del Principado también es necesaria antes de suscribir el documento.
  3. Gobierno central. La firma del convenio recibió luz verde del Consejo de Ministros antes de finalizar el pasado año. Las obras comenzaron en 2009.
  4. Inversión. Los trabajos tienen un coste de cerca de 50 millones de euros. De ellos 40 son para la instalación de la vía y el resto para urbanizar los terrenos.

Compartir el artículo

stats