El área sanitaria VII, que engloba a Mieres, Lena y Aller, alertó a los centros educativos del Caudal sobre el uso de mascarillas de tela corporativas que se están utilizando -excluyendo las que entregó la consejería, que sí están homologadas- y recomendó a los profesores el uso de mascarillas quirúrgicas o FFP2.

En la misiva, a la que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, señalan que aunque las mascarillas de tela corporativas puedan estar reguladas bajo la norma UNE 0065/2020, "desde el punto de vista de la valoración epidemiológica que el Servicio de Medicina Preventiva y Salud Pública del Área VII realiza cuando se identifica un caso positivo de coronavirus entre el profesorado, principalmente, resulta difícil conocer cuál es la normativa concreta de esa mascarilla así como el número de veces que ha sido lavada o las prácticas de uso". Por ello, en general, cuando han tenido casos positivos de coronavirus entre el profesorado que utilizaba este tipo de mascarillas "se ha optado por cuarentenar el aula completa, sobre todo en el caso de los niños más pequeños".

Por ello, recomiendan el uso de mascarillas quirúrgicas o FFP2 por parte de los profesores y que, "en el caso de querer utilizar una mascarilla de tela sea por cuestiones estéticas o corporativas, no preventivas, y siempre encima de la mascarilla quirúrgica o FFP2". De esta manera, "la valoración epidemiológica podrá ser más precisa y fiable para todos", finalizan.

Fuentes de la consejería de Sanidad confirmaron que mañana se enviará otro correo a los centros educativos para aclarar esta situación.