Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La red que calentará edificios de Langreo con agua del pozo Fondón estará lista en marzo

El sistema de geotermia que parte de la antigua explotación suministrará calefacción al polideportivo Beiro, a 45 viviendas y al centro de salud de La Felguera

La visita a la instalación de geotermia que se construye en las dependencias de pozo Fondón, en Sama. | M. Á. G.

La visita a la instalación de geotermia que se construye en las dependencias de pozo Fondón, en Sama. | M. Á. G.

La red de calor de energía geotérmica de Langreo estará lista para funcionar a principios de marzo. Esta infraestructura, que se encuentra en un avanzado estado de ejecución, permitirá suministrar calor a equipamientos y viviendas de La Felguera, a partir del aprovechamiento del agua que inunda el pozo Fondón, en Sama. En esta primera fase se beneficiarán del sistema el polideportivo Juan Carlos Beiro, un edificio de 45 viviendas de Vipasa y el centro de salud de La Felguera, así como el hotel y la residencia de mayores ubicados en las inmediaciones. Ya han solicitado sumarse el economato próximo al Fondón y la comisaría de la Policía Nacional. La idea es llegar en una segunda fase a Valnalón y a viviendas de Sama, tanto del casco urbano como de la zona rural.

El uso de esta energía permitirá reducir las emisiones (se evitarán más de 400 toneladas de dióxido de carbono al año) y rebajar el coste a sus usuarios, ya que supone un ahorro del 10 por ciento en comparación con los combustibles convencionales. Se trata del segundo proyecto de geotermia de agua de mina que impulsa Hunosa. En Mieres, el pozo Barredo da servicio a varios edificios públicos y privados. “Estamos trabajando en diversos planes y hablando con San Martín para poder hacer algo con el pozo Entrego y una tercera fase en Mieres, además de otros proyecto a largo plazo”, indicó el presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal.

Rabanal –que visitó las instalaciones del pozo Fondón en las que estará colocado el sistema de geotermia junto al consejero de Industria, Enrique Fernández; la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú; y la directora general de Energía, Belarmina Díaz Aguado– aludió también al proyecto de hidrógeno verde en el pozo Barredo, una iniciativa de gran valor “simbólico porque se trata de un vector energético que puede servir tanto para el almacenamiento de energía como de base de combustibles verdes para aquellos sectores que no se pueden electrificar. Es una de las tecnologías de futuro”.

La visita de ayer a las instalaciones del pozo Fondón. M. Á. G.

Enrique Fernández resaltó, por su parte, la relevancia del proyecto de geotermia y manifestó la voluntad del Principado de seguir colaborando con Hunosa en la “entrada” de la empresa en el “sector de las energías renovables. Es importante que una empresa como Hunosa pueda contribuir a generar empleo y al desarrollo de las comarcas mineras en estos nuevos sectores de futuro”. Carmen Arbesú expuso que es una obra “muy relevante para Langreo porque permite al concejo dotarse de una tecnología puntera, que empieza a ser útil en muchas partes de Europa, y nos trae ventajas ecológicas. Nos permite comenzar el desarrollo de la economía circular que cada vez es más necesaria frente al cambio climático», aseguró la regidora langreana.

Los trabajos de la red de geotermia de Langreo comenzaron en julio y la fecha prevista de finalización es el próximo 1 de marzo. El presupuesto de adjudicación fue de dos millones de euros y el proyecto cuenta con el apoyo de la Unión Europea y el Principado. Se trata de un sistema orientado a satisfacer la demanda de calefacción y agua caliente sanitaria de edificios del entorno del pozo Fondón y La Felguera, mediante el aprovechamiento geotérmico del agua de mina bombeada. “En esta primera fase, se procederá a rehabilitar las tres naves del embarque del pozo para albergar en ellas la central de generación geotérmica, con una potencia de 1,5 MW. En una de las naves laterales se ubica el bombeo del agua de mina y el sistema de aprovechamiento de su calor (el agua de mina se extrae a una temperatura constante de unos 23 grados), a través de un intercambiador de carcasa y tubos”, indicaron los responsables de Hunosa.

En la nave central se emplazará la planta de generación, formada por dos grupos capaces de elevar el agua que se distribuye a los clientes de la red de calor hasta los 85 grados centígrados, para su climatización. La red de calor cuenta con 4.300 metros de red de tubería: “Esta obra permitirá también rehabilitar el pabellón de la zona de embarque del pozo, tres naves que presentaban un estado de deterioro. Se trata de una construcción de 1958”.

Hunosa cede al Ayuntamiento 66 hectáreas de la Braña del Río para una zona de pastos públicos

La alcaldesa de Langreo y el presidente de Hunosa aprovecharon el encuentro de ayer en el pozo Fondón para firmar el acuerdo de cesión gratuita de los terrenos conocidos de La Braña del Río, pertenecientes a la empresa estatal. Se trata de una superficie rústica de 647.000 metros cuadrados y la duración del contrato es de diez años, aunque se puede renovar por más anualidades. “El acuerdo responde al interés del Ayuntamiento por desarrollar varios proyectos para incentivar y promocionar la actividad ganadera y agroecológica en el medio rural mejorando de manera directa la situación de sus habitantes”, remarcaron desde la hullera.

Gregorio Rabanal y Carmen Arbesú firman el convenio. M. Á. G.

La regidora langreana, Carmen Arbesú, señaló que “es un acuerdo muy importante para los ganaderos de Langreo, que vienen demandando zonas de pastos como la que proyectamos desarrollar en esta zona gracia al plan de empleo local. Agradecemos a Hunosa su colaboración y esperamos poder renovarla en los próximos años para que este proyecto se consolide”. El convenio para la reutilización de 66 hectáreas de la Braña del Río como pastos municipales permitirá que productores langreanos no tengan que llevar sus reses a otros municipios. Los planes del Ayuntamiento pasan por destinar una veintena de los beneficiarios del plan de empleo, en marcha desde hace tres meses, a las labores de acondicionamiento de las parcelas. El plazo de ejecución se alargará durante nueve meses más.

  • Red. La red de geotermia del pozo Fondón permitirá suministrar agua caliente sanitaria a partir del bombeo del agua de mina de la primitiva explotación; las obras finalizarán en marzo.
  • Beneficiarios. En esta primera fase, se beneficiarán del sistema el polideportivo Juan Carlos Beiro, un edificio de 45 pisos de Vipasa, el centro de salud de La Felguera y un hotel y una residencia de ancianos situados en las proximidades.
  • Ampliación. La Comisaría de la Policía Nacional y el economato próximo al Fondón ya han pedido participar y se plantea llevar la geotermia en el futuro a Valnalón y a viviendas de la zona de Sama.

Compartir el artículo

stats