Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arreglo del tejado de la escuela de Rioseco se abordará “con celeridad”

La Consejería de Educación ejecutará la reparación de la techumbre del porche, dañado por la acumulación de nieve

El porche que se reparará. | L. M. D.

El porche que se reparará. | L. M. D.

La Consejería de Educación se comprometió a iniciar con la “máxima celeridad” las obras de reparación de la cubierta del porche de la escuela de Rioseco, integrada en el colegio rural agrupado CRA Alto Nalón. Así lo aseguró la concejala de Educación, Tensi Carmona, después de la reunión telemática que mantuvo junto con el Alcalde, Marcelino Martínez, con la consejera de Educación, Carmen Suárez.

La cubierta de la zona de acceso al edificio resultó afectado por las últimas nevadas. La gran cantidad de nieve acumulada dañó uno de los aleros. Técnicos del Principado examinaron el porche días atrás para evaluar los daños y elaborar un informe previo a la reparación. El Consistorio coyán, indicó Carmona, se encargó de “retirar las tejas rotas, vallar la zona y colocar un toldo para evitar que pueda entrar la lluvia en el entramado de madera”.

Responsables municipales y de la Consejería de Educación mantendrán la próxima semana otra reunión para concretar las obras que se tienen que ejecutar. “La reparación se abordará lo antes posible”, comentó la concejala. El encuentro que Carmen Suárez mantuvo ayer con el alcalde de Sobrescobio y la concejala de Educación se enmarca dentro de la ronda de contactos que está manteniendo con las Corporaciones municipales para analizar la situación de las infraestructuras educativas y repasar las actuaciones pendientes.

La escuela de Rioseco ya funciona con normalidad después de tener días atrás un aula confinada al detectarse un caso positivo de coronavirus. Los alumnos de esa clase ya se han incorporado tras realizar las pruebas PCR, indicó la concejala. El centro tiene dos aulas, una de Infantil y otra de Primaria.

Los dos grupos de Rioseco tienen entradas y salidas diferenciadas. Además, los alumnos de Primaria y de Infantil entran y salen a diferentes horas para evitar que coincidan. Según el protocolo del equipamiento, similar al que funciona en otros centros de la región, las familias de los niños que cursan Primaria que acompañan al alumnado no pueden acceder al recinto, esperando al otro lado de la valla tanto al entrar como al salir. Las familias del alumnado de Infantil que acompañen a sus hijos a la escuela no acceden al aulario.

Compartir el artículo

stats