Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Carbayu reclama ayudas para continuar con las plantaciones de castaños

La entidad celebró un sencillo acto con los primeros árboles al no poder reunir a los “padrinos”

La Alcaldesa planta uno de los castaños. Al lado, Julio González y el edil Francisco Torre.

La Alcaldesa planta uno de los castaños. Al lado, Julio González y el edil Francisco Torre.

La plantación de castaños en las proximidades de la ermita de El Carbayu concluirá hoy. Ayer, la Sociedad de Festejos y Cultura “Nuestra Señora de El Carbayu” celebró un pequeño acto oficial al no poder convocar a todos aquellos que participaron en la campaña de apadrinamiento de los ejemplares debido a la pandemia, tal y como estaba previsto.

El presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal, y la Alcaldesa, Carmen Arbesú, plantaron dos de los árboles al que se unió otro en honor a la Virgen de El Carbayu. El resto (son 190 en total) quedó para los integrantes de la sociedad, que pretenden concluir el trabajo hoy. Al acto también acudieron varios empresarios del concejo que han colaborado en el proyecto, que se desarrolla en esta primera fase en una parcela de cerca de 15.000 metros cuadrados.

El presidente de la Sociedad de Festejos y Cultura “Nuestra Señora de El Carbayu”, Julio González, destacó que el programa de apadrinamientos, que permite costear los trabajos, “funcionó muy bien”. Ayer se realizaron otros dos. Calcula González que “el coste total será de entre 30.000 y 35.000 euros”. Indicó además que para desarrollar proyectos de este tipo “serían necesarias subvenciones bien del programa Leader o del Ministerio de Transición Ecológica”. Al departamento que dirige Teresa Ribera se han dirigido los promotores del proyecto para solicitar una ayuda de 50.000 euros para continuar con la segunda fase. Por el momento no han recibido respuesta a su petición. Inicialmente los impulsores del proyecto pensaron en desarrollarlo en un único bloque y solicitaron una subvención al Principado. Sin embargo, al no recibir la ayuda, decidieron dividir los trabajos en dos fases y recurrir a la campaña de apadrinamiento.

Compartir el artículo

stats