Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arranca la obra del cuartel de Mieres, que estará operativo en el verano de 2022

El inicio de los movimientos de tierra en la parcela desocupada a principios de 2016 pone fin a una década de espera por el proyecto

Una excavadora, ayer, trabajando en la parcela del nuevo cuartel. | D. M.

Una excavadora, ayer, trabajando en la parcela del nuevo cuartel. | D. M.

Recreación virtual de los dos edificios que integrarán el nuevo cuartel.

La obra del nuevo cuartel de la Guardia Civil ya está en marcha. La empresa adjudicataria ha iniciado las labores de movimiento de tierra, arrancando así una actuación que se prolongará hasta el mes de agosto del próximo año. La ciudad llevaba más de una década esperando por este proyecto, dotado con 3,5 millones de euros y cuyo desarrollo coincidirá en el tiempo con otra iniciativa de calado: la construcción del parque de la Mayacina, actuación licitada en 1,1 millones de euros.

El antiguo cuartel de la Guardia Civil de Mieres, que recibía los visitantes que accedían a la villa a través de la entrada norte de la autovía entre Oviedo y Campomanes, desapareció a principios de 2016. Las labores de derribo tuvieron un coste de 186.190 euros. El inmueble había sido desalojado, por vía de urgencia, a principios de 2011 debido a los graves daños estructurales que presentaba. El futuro equipamiento ya en construcción, que convertirá este espacio de nuevo en una de las imágenes más reconocibles de la ciudad, plantea una diferencia significativamente sobre el inmueble original. El proyecto incluye dos edificios, uno de servicios y un segundo inmueble independiente con diez viviendas.

El doble inmueble que se levantará en la entrada norte a la ciudad contará con un amplio sótano compartido de más de mil metros cuadrados donde se ubicarán las cocheras con capacidad para una treintena de vehículos. También contará con vestuarios y almacenes. La planta baja, con más de 300 metros cuadrados disponibles, albergará las oficinas de atención al público. En la primera planta se habilitarán las diferentes dependencias internas del cuerpo, como oficinas, despachos para las diferentes unidades.

El diseño del cuartel lleva ya tiempo cerrado, si bien hasta la semana pasada no se conocieron todos los detalles. Su desarrollo estaba presupuestado en casi cuatro millones de euros, aunque tras la adjudicación, el Estado se ha ahorrado casi medio millón de euros. La arquitecta de la Guardia Civil, María del Mar Colomer, explicó durante su reciente visita a Mieres en compañía de la directora general del cuerpo, María Gámez Gámez, que para elaborar el diseño del cuartel se ha tenido en cuenta que la compañía de Mieres “es muy completa, con servicio de montaña, cinológico (perros), policía judicial, intervención de armas y tráfico, sumando en conjunto un contingente de 81 profesionales”. Sobre la edificación, apuntó que han sido asumidas diversas modificaciones para dar respuesta a nuevas necesidades como “reubicación y reducción de la parcela y adaptación a las normativas vigentes”. Hecha esta puntualización indicó que el nuevo complejo “contará con un vial interior que unirá las calles Gijón y Avilés y que será de uso exclusivo del acuartelamiento”. El acceso a los inmuebles se realizará a través de esta calle. En lo que será el edificio oficial, en la planta baja se habilitarán las dependencias de atención al público, mientras que en el primer piso se ubicarán las oficinas y salas de trabajo de los diferentes servicios.

Compartir el artículo

stats