La empresa adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio de Langreo es la responsable por contrato de dotar de Equipos de Protección (EPIs) a la plantilla. Así lo aseguró ayer el equipo de gobierno (PSOE), tras aclarar que el Consistorio sí donó equipo y geles el año pasado “porque era difícil conseguirlos”. La plantilla había denunciado “escasez de material” y “desprotección” frente al covid-19.