Balón de oxígeno en Lena para los castigados sectores de la hostelería, el comercio y el turismo. “No podemos dejar morir nuestro tejido económico”, subrayó ayer la alcaldesa, Gema Álvarez. La máxima dirigente local anunció esta nueva campaña, que se suma a dos anteriores, y que aún está por perfilar: “Buscaremos fondos e intentaremos paliar las terribles consecuencias que está trayendo el covid-19 para estos sectores”.

El de la hostelería, reconoce la Alcaldesa, “es uno de los más damnificados”. Pero la dirigente local no olvida a otros “que también están sufriendo, mucho, y en silencio”. Se refiere, sobre todo, al comercio local de Lena y al turismo. “Están en una situación próxima al ahogo, y están resistiendo. Merecen nuestro esfuerzo”, destacó.

Gema Álvarez les mandó aliento. “Sabemos que está siendo difícil. El comercio ha perdido prácticamente dos temporadas, y es algo que no va a recuperar”. En cuanto al turismo, recordó que “es, junto a hostelería y comercio, un pilar importante en el concejo”. Un sector que tiene sus “vacas gordas” durante el invierno. Pero este año, ni eso: “Las restricciones de la crisis sanitaria son necesarias, pero el daño económico es innegable. La estación de Valgrande-Pajares está a medio gas y el sector hotelero totalmente paralizado”, destacó.

Y más aire. La Alcaldesa anunció ayer que esta misma mañana se pondrá en contacto con los responsables del Principado para exigir la apertura de la hostelería –limitando la actividad a las terrazas– de cara al fin de semana: “Es lo que está comprometido, y estamos cumpliendo. Si la incidencia sigue mañana (por hoy) a la baja, las terrazas podrán estar abiertas ya para el fin de semana”. Hace un llamamiento a los vecinos para que actúen con responsabilidad. Para frenar la expansión del covid-19: “Sabemos cuáles son las medidas, y tenemos que seguirlas todos”. Y para ayudar a los sectores más castigados: “Hay que consumir en casa, en Lena, porque aquí hay de todo. El comercio local lo necesita”.