La Consejería de Cultura, Política Llingüística y Turismo retomó ayer la actividad del grupo de trabajo de patrimonio industrial minero, que fue constituido en 2016 para gestionar todo lo relacionado con este ámbito, en coordinación con los agentes implicados en su protección y difusión. En la reunión telemática participaron representantes del Principado, la Federación Asturiana de Concejos, Hunosa, el sindicato SOMA-FITAG-UGT, la Universidad de Oviedo, el Centro de Desarrollo y Cooperación Territorial (Cecodet) y el Colegio de Arquitectos. La Consejería destaca que en el ámbito del patrimonio industrial “la recuperación, puesta en valor y conservación de numerosos bienes culturales está íntimamente ligada a su conversión en elementos de atracción y dinamización turística, ya sean museos, ecomuseos o centros de interpretación”.

El SOMA-FITAG-UGT agradece a Cultura que recupere el grupo de trabajo, que no se reunía desde 2017. El sindicato reclama que se desarrolle “un plan estratégico que active, detecte las prioridades y ponga en valor social los recursos de patrimonio histórico industrial”. La experiencia acumulada tras más de dos décadas de intervenciones, subraya, “evidencia disfunciones en las actuaciones llevadas a cabo. La ausencia de coordinación, de un plan de usos y su inconexión con otros proyectos dentro de un plan estratégico hizo que no se permitiese orientar las actuaciones y los recursos disponibles eficientemente para dinamizar los espacios mineros”.