Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brazadas por las piscinas de Pénjamo

La Corporación municipal respaldó por unanimidad reclamar al Gobierno autonómico la recuperación del equipamiento, que lleva diez años cerrado

Usuarios de la piscina exterior de Pénjamo, en una imagen tomada en 2008. | Fernando Rodríguez

Usuarios de la piscina exterior de Pénjamo, en una imagen tomada en 2008. | Fernando Rodríguez

El último Pleno celebrado en el Ayuntamiento de Langreo escenificó el apoyo unánime de los grupos (PSOE, Unidas por Llangréu, PP y Ciudadanos) a la recuperación de las piscinas de Pénjamo y sirvió, además, para volver la mirada atrás, a las primeras brazadas en las instalaciones langreanas. “Muchos de nosotros aprendimos a nadar en Pénjamo”, aseguró el portavoz de Ciudadanos, Luis Fernández, tras exponer Unidas por Llangréu la moción presentada por la asociación sociocultural “El Güesperón”. Le siguieron la portavoz municipal del PP, María Antonia García, y la Alcaldesa, Carmen Arbesú, que recordaron los chapuzones en unas piscinas que fueron clausuradas hace más de una década por el Principado y que presentan un avanzado estado de deterioro.

En aquel momento, octubre de 2010, fue cerrado también el complejo deportivo de Riaño. La situación de ambos equipamientos es muy diferente ya que aunque en un primer momento sufrió el abandono y actos de vandalismo, como las piscinas de Pénjamo, fue rehabilitado años después de su clausura, con aportación regional, y su gestión pasó a manos del Ayuntamiento. En el barrio felguerino siguen esperando una actuación.

La solicitud de “El Güesperón” de que se ratificase el acuerdo unánime tomado en 2017 concitó el apoyo de toda la Corporación municipal. De nuevo se insta al Gobierno regional a “realizar un estudio coordinado” con el Ayuntamiento para recuperar las piscinas al aire libre de Pénjamo “con una reinterpretación moderna que conserve y respete la esencia tanto del edificio, como del entorno, pero que aproveche al máximo las posibles alternativas de mejora de las instalaciones”. El Ayuntamiento pide que después de que el Principado ejecute las actuaciones se llegue a un acuerdo sobre su gestión. Demanda además información sobre la ejecución de la partida de los presupuestos de 2019 para las instalaciones de La Reguera y “una solución inmediata para la inseguridad e insalubridad del complejo”.

Elías López, edil de Unidas por Llangréu, destacó que la oferta de piscinas al aire libre de carácter público del concejo es “deficitaria” al funcionar solo la de Riaño. Indicó también que “los que ahora tienen posibilidades de reabrir las instalaciones, el PSOE, son los que las cerraron en 2010”. Hizo alusión a la lucha vecinal y de los partidos políticos para reformar y reabrir el equipamiento deportivo de Riaño, que, dijo, “se puede volver a intentar”. El portavoz municipal de Ciudadanos, Luis Fernández, subrayó que las piscinas de Pénjamo “son necesarias y en su día fueron un referente”, haciendo a alusión a la afluencia y a los cursillos que se organizaban. “Lo ocurrido con estas instalaciones y las de Riaño son una muestra de ineficacia. Se dejaron morir, no se cuidaron y se abocaron a su destrucción”, añadió.

María Antonia García, portavoz del PP, comentó que “la recuperación de este complejo deportivo y de ocio sería una magnífica noticia para Langreo, que está tan necesitado de ellas”. Destacó que su formación presentó una enmienda para incorporar una partida en el presupuesto regional pero que fue rechazada en la Junta General. La Alcaldesa, Carmen Arbesú, trasladó el apoyo de su formación a la recuperación de las instalaciones de Pénjamo “y si no es posible por una piscina al aire libre en Langreo”. La consejera de Cultura, Berta Piñán, aseguró que su departamento ha encargado “un estudio hidrológico ante la probabilidad de que pase un regato por debajo de los vasos, lo que haría imposible la obra. Será un análisis en profundidad para que podamos concluir si se puede hacer o no la obra”.

Compartir el artículo

stats