Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La geomática, unos estudios al rescate en Mieres

Las técnicas de geolocalización, vuelo de drones y georradares que se estudian en Barredo, fueron usadas tras el trágico alud de San Isidro

El georradar montado en el dron que se utilizó en San Isidro.

El georradar montado en el dron que se utilizó en San Isidro. F.G.

El Principado de Asturias inició el año con un trágico suceso. Un alud en el puerto de San Isidro que atrapó a dos operarios que trabajaban en una máquina fresadora que fue arrastrada por la nieve más de 200 metros por una ladera, perdiendo ambos la vida. El primero de los cuerpos se recuperó a las pocas horas, pero para hallar el segundo hubo que esperar hasta veintiocho días. Una intensa labor de búsqueda que contó con un amplio despliegue de personal que fue vital. Durante estas labores también se aplicaron técnicas basadas en la geomática, técnicas de geolocalización o localización geográfica como el GPS, que forman parte de la oferta formativa del grado en Ingeniería Geomática que se imparte en la Escuela Politécnica de Mieres.

“En muchas ocasiones podemos ver y comprobar la utilidad de estas tecnologías en aplicaciones de especial relevancia en la gestión de emergencias, como la geolocalización de personas desaparecidas, tareas de abastecimiento en zonas de difícil acceso o la protección frente a diferentes catástrofes naturales mediante la detección de anomalías que no se pueden detectar de otro modo”, explica la profesora Cristina Allende, que también es secretaria académica en la Escuela Politécnica de Mieres. Y en este sentido, “la ingeniería Geomática abarca todas estas técnicas con la ayuda de todo tipo de sensores y dispositivos que nos proporcionan información de la realidad –GPS, georradar, lidar, etc…– que pueden estar ubicados en satélites espaciales, drones o dispositivos terrestres y que nos proporcionan información muy valiosa para generar servicios de muy diversa índole”.

Inspección no destructiva

Al centrarse en el suceso ocurrido en el puerto de San Isidro, la profesora da cuenta que, entre las técnicas geomáticas utilizadas en la zona de trabajo, “está el georradar, dispositivo que utiliza técnicas de inspección no destructiva capaz de proporcionar imágenes electromagnéticas del subsuelo permitiendo identificar todo aquello que se encuentra en él”. Su empleo se realiza a bordo de un dron, que es un sensor radar, junto con sistemas de posicionamiento de precisión (GPS), “que permiten llevar a cabo el trabajo a cierta distancia del suelo, cuestión especialmente importante cuando trabajamos en zonas de difícil acceso”. Explica que, “si además sumamos la posibilidad de albergar diferentes tipos de sensores, somos capaces de generar mapas en tres dimensiones de alta resolución y obtener modelos o copias digitales que reproduzcan de forma muy fiable las características de la superficie terrestre, ayudándonos en las tareas de planificación y gestión de las actuaciones a llevar a cabo por los operarios que intervienen en los trabajos”.

Al respecto, según apunta Allende, el tratamiento de la geoinformación o información georreferenciada en cuanto a la captura, procesado y gestión de los datos “es un campo de actuación cada vez más demandado y que requiere de una formación específica basada en la utilización de las nuevas tecnologías”. Y aquí es donde entra el campus de Mieres y la Escuela Politécnica, donde se ofrece el grado en Ingeniería Geomática dentro de la oferta formativa de la Universidad de Oviedo. El grado surgió de las técnicas más convencionales de geoposicionamiento como es la Topografía –que además era su anterior denominación–, adaptándose a la revolución de las nuevas tecnologías con el fin de poder dar respuesta a todas las necesidades actuales de gestión y tratamiento de este tipo de información.

Entre las materias de este grado, que se puso en marcha en el año 2016, se encuentran aspectos como el “internet de las cosas” o el manejo de drones y sus distintas aplicaciones. El ingeniero geomático es un informático que trabaja sobre el posicionamiento de las cosas, hace informática aplicada que actualmente está presente en numerosos dispositivos, como móviles inteligentes, tabletas y ordenadores. Y es que es raro que al abrir una aplicación en el móvil, ésta no nos pregunte para acceder a la ubicación. El germen de la geomática se encuentra en el manejo de la cartografía en papel, que con las nuevas tecnologías se hace más rápido y con mucha más precisión.

Compartir el artículo

stats