Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento busca planificar la reordenación de la subestación de Lada

El Consistorio trata de aclarar con las administraciones implicadas si se ha descartado su traslado y cómo afectará el cierre de la térmica

El Ayuntamiento de Langreo buscará aclarar con las administraciones implicadas qué ocurrirá finalmente con la subestación eléctrica de Lada, ubicada junto al complejo deportivo de El Pilar. Hace quince años –coincidiendo con la planificación del nuevo trazado Sama-Velilla, ahora desestimado– REE planificó el traslado del centro de distribución eléctrica a Santo Emiliano, aunque el proyecto nunca llegó a ejecutarse.

El Consistorio trata de saber si ese plan se ha desechado o cómo afectará el cierre de la térmica de Lada a la subestación. Se trata de una instalación que ocupa una amplia superficie de terreno en una zona clave desde el punto de vista urbanístico para cohesionar el distrito de Lada con el equipamiento deportivo del Pilar y el paseo fluvial.

Red Eléctrica de España asumió en 2006, tras las gestiones realizadas por el Ayuntamiento, el traslado de la subestación de Lada, un proyecto que incluyó con la catalogación de prioritario en el documento de planificación estratégica del sector de la electricidad para 2005-2011. En un primer momento, la ubicación proyectada para el traslado era La Matona. Sin embargo, los estudios geotécnicos realizados por REE revelaron que los suelos de la antigua explotación a cielo abierto no eran los más indicados para llevar a cabo la actuación porque no ofrecían una base lo suficientemente sólida para la instalación.

Superficie

Otro de los criterios para desechar la opción de La Matona fue que el emplazamiento de la subestación podrían perjudicar la actividad de la compañía hortofrutícola asentada en la zona. La alternativa de REE, que también descartó otras ubicaciones como El Cantil, fue buscar una parcela en la vertiente langreana de Santo Emiliano. Los terrenos elegidos se encontraban en una zona alejada de los núcleos de población y en la que el impacto medioambiental sería menor. La superficie necesaria para emplazar la subestación era de 50.000 metros cuadrados.

El traslado de la subestación de Lada llegó a obtener el visto bueno del Consejo de Ministros y tuvo la catalogación de actuación de tipo «A», proyectos prioritarios y ya programados sin ningún tipo de condicionante para ser ejecutados. Finalmente no llegó a hacerse.

La idea de trasladar la subestación tomó forma cuando el Ayuntamiento trasladó la propuesta como sugerencia a la línea Lada-Velilla. Sin embargo, REE decidió desligar la actuación de esta última obra y asumir el traslado en su plan estratégico.

Compartir el artículo

stats