Una familia de Pedrea (Langreo) lleva dos años fuera de su casa y sin saber si podrá regresar a su vivienda, que se vio afectada, según explican, por el deslizamiento de una ladera derivado del temporal de lluvias de finales de enero de 2019. Alicia López y su marido –que tienen tres hijos, dos de ellos menores de edad– residen actualmente en San Martín en una casa de una familiar de reducidas dimensiones que llevaba tiempo sin estar habitada, sin calefacción y con humedades. No pueden repararla ni irse de alquiler porque sus únicos ingresos actualmente son una prestación por desempleo de 425 euros.

Piden al Ayuntamiento de Langreo una reunión con la alcaldesa y un informe técnico que determine qué va a pasar con su casa de Pedrea: si debe ser demolida o puede ser rehabilitada. “No sabemos todavía qué va a pasar y ya llevamos dos años esperando. Creo que ya ha pasado tiempo suficiente y pedimos ese informe para que se nos dé una solución”, indica López.

Los hechos se remontan a enero de 2019, aunque desde un año antes López ya venían denunciando la aparición de grietas en su casa y en la carretera. El temporal de aquellas fechas provocó que se cayera la cochera y dejara la vivienda afectada, debido, según expone López, al deslizamiento de la ladera próxima. Los técnicos municipales decretaron que debían abandonar la vivienda, pero no se les dieron más soluciones: “Han pasado dos años y no sabemos si nos van a indemnizar o se puede reparar la casa pa volver. Por eso pedimos el informe técnico, creo que estamos en nuestro derecho”.