Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"The shopping dead": los zombis animan a comprar en el pequeño comercio de Langreo

Alumnos de FP organizan un evento en Langreo para promocionar las ventas en los negocios del concejo con desfiles, bailes y un “ataque” de muertos vivientes

Los zombis participantes en la "performance" organizada en La Felguera.

Desfiles de moda, una exhibición de monopatines, coreografías de baile, Barbie y Ken a tamaño natural en sus cajas, un ataque se zombis... El centro de La Felguera se convirtió durante dos horas en un gran evento que tenía como objetivo promocionar el comercio local, especialmente castigado en los últimos meses como consecuencia de la pandemia. Los artífices de la llamativa campaña, que cogió por sorpresa a los vecinos que paseaban por las calles, fueron quince alumnos de segundo curso de Producción de Audiovisuales y Espectáculos, del centro de FP de Comunicación, Imagen y Sonido (Cislan) de Langreo, en el marco de un proyecto desarrollado junto a Valnalón, entidad dependiente del Gobierno regional.

Uno de los desfiles organizados.

Desde hace seis años, el alumnado de Producción del Cislan se enfrenta a un reto propuesto por Valnalón, para desarrollar una actividad en un entorno real productivo. Esta vez se decidió desarrollar una acción de “street marketing” en la que colaboraron ocho tiendas salidas del semillero de proyectos de la ciudad tecnológica. “La idea es interconectar el mundo de la empresa y de la formación, a través de una práctica específica”, señalaron desde Valnalón.

La exhibición de monopatines.

La actividad se desarrolló el pasado jueves, de 17.00 a 19.00 horas, y no se publicitó previamente para no generar aglomeraciones. “No queríamos que los estudiantes se quedaran sin una práctica de producción de eventos en la que están en contacto con clientes reales. Nos gustó la idea de hacerlo en la calle para cumplir con los protocolos anticovid y, al mismo tiempo, echar una mano para dar visibilidad al comercio local en un época difícil por la pandemia”, indicó Cristina Coll, profesora del Cislan.

En el marco del proyecto se programó una exhibición con cuatro “skaters”; hubo una Barbie y un Ken de carne y hueso interpretando una canción, dentro de sus respectivas cajas; se organizó un desfile de moda con modelos “curvy” para fomentar la visibilidad de las tallas grandes; y se celebró un “flashmob” con cuatro bailarines en el entorno de la plaza de abastos. También hubo un desfile de moda en el parque Dolores Fernández Duro y hasta se produjo un ataque de muertos vivientes. Tres personas caracterizadas como zombis y otras tres como infortunados viandantes formaron parte de una “performance” en la que acabaron bailando.

Barbie y Ken, en sus cajas.

“Debido a la situación de pandemia y como parte del trabajo tuvo que adaptar lo que sería una campaña de promoción tradicional a las exigencias actuales anticovid”, indicó Cristina Coll, que agradeció “las facilidades dadas desde el Ayuntamiento de Langreo, particularmente desde la Policía Local”.

Cristina Moltó, una de las estudiantes participantes, aseguró que “los preparamos todo con mucha ilusión y mucho esfuerzos. No sabíamos si llovería o no. Y esperamos haber ayudado a promocionar el comercio local”.

Compartir el artículo

stats