DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los empresarios reclaman ampliar al menos dos semanas la temporada de esquí

El sector turístico afirma que hay nieve suficiente para alargar la campaña, marcada por las restricciones de aforo y movilidad de la pandemia

Usuarios, en la estación de Fuentes, este pasado fin de semana. | Camporro

Usuarios, en la estación de Fuentes, este pasado fin de semana. | Camporro Camporro

Los hosteleros y empresarios del sector turístico en Aller y Lena pretenden que el Principado amplíe la temporada de esquí en Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares dos semanas más respecto a la previsión inicial, y siempre que haya nieve. De momento, el clausura de la temporada está prevista para el próximo domingo, 4 de abril, aunque las estaciones leonesas tardarán un poco más en hacerlo. San Isidro seguirá abierta hasta el 11 de abril.

Los empresarios argumentan que está siendo una temporada atípica y corta, más todavía en el caso de Fuentes de Invierno. Y que, dadas las limitaciones de aforo en los complejos invernales, los usuarios también están haciendo uso de las estaciones durante los días laborales, repartiéndose a lo largo de la semana. Armando Valdés, presidente de la asociación turística Aller Experiencias, aseguraba ayer que la intención es “exprimir la temporada todo lo posible, una o dos semanas, porque está habiendo una respuesta muy positiva por parte de los usuarios”. De hecho, la asociación ya solicitó hace mes y medio al Ayuntamiento de Aller apoyo para reclamar la ampliación de la temporada, obteniendo el respaldo municipal. Sin embargo, a quien tienen que convencer es a la Consejería de Cultura, Política Lingüística y Turismo, responsable de los complejos, que no suele estar por la labor de ampliar la temporada. Al menos así ha ocurrido en algunas ocasiones anteriores cuando se ha hecho la misma demanda. Y de hecho, meses atrás, la propia Consejera había señalado que, de momento, no pretendían ampliar la temporada, aunque tampoco lo descartaba una vez llegada la fecha de cierre.

Esquiadores, ayer en Fuentes de Invierno.

Pero la situación no tiene nada que ver con otros años. La crisis sanitaria del coronavirus impactó de lleno en la gestión de las estaciones de esquí, cuya apertura fue retrasada hasta que el Principado consideró que se daban las condiciones de seguridad. Esta situación no se dio hasta el pasado día 4 de diciembre, cuando Valgrande-Pajares consiguió abrir sus puertas, eso sí, con una limitación de aforo que se incluyó entre las restricciones de las estaciones por la crisis sanitaria del coronavirus. Fuentes de Invierno tuvo que esperar un poco más. El alud mortal que cayó en el puerto de San Isidro, que acabó con la vida de dos operarios del Principado, obligó a mantener cortada la carretera durante un buen número de días y el complejo no consiguió abrir hasta principios de febrero.

Pero hubo un problema más: los cierres perimetrales de Aller y Lena, que solo permitieron acceder a las estaciones a los vecinos de sus concejos y a los deportistas federados, imposibilitando así que el resto de aficionados asturianos pudiesen acudir a esquiar hasta que se levantaron las restricciones. Eso sí, cuando se pudo, los esquiadores, como apuntaba Armando Valdés, “respondieron”. A consecuencia de esto, “los negocios también están notando una gran afluencia de personas durante toda la semana, ya que también vienen muchos aficionados de lunes a viernes, con un volumen mayor al de una temporada normal”. Y todo eso irá al traste si las estaciones cierran el próximo domingo “porque son negocios vinculados a ese turismo, y ni siquiera se pueden aprovechar de que San Isidro siga abierta, porque está el cierre perimetral de la región”, que imposibilita acceder a la vecina provincia de León.

Corta

El hostelero Fernando Cordero piensa igual que Valdés. “Está siendo una temporada muy corta por diversos motivos, y ahora la gente no puede hacer muchas más cosas”, destaca, señalando que “igual la ampliación de la temporada no tiene sentido otros años, pero en este caso nos iba a venir muy bien”. También considera positivo un aumento de la temporada el presidente de la Asturcentral, Luis Núñez, que agrupa a establecimientos turísticos tanto de Lena como de Aller, asegurando que “si pueden seguir abiertas las estaciones, sería fantástico”. Eso sí, asegura que “no resuelve la situación que están viviendo los establecimientos hosteleros que permanecen cerrados. De esta forma, Núñez reclama “que se paguen ya las ayudas comprometidas antes del ejercicio fiscal del primer trimestre”. También denunció lo que considera “amenazas” por parte de la administración, con el anuncio de que iba a haber inspecciones, tanto de inspectores del Principado como de las fuerzas de seguridad del Estado, para comprobar que los establecimientos hoteleros no reciban a clientes estos días.

En cuanto a las estaciones, de momento sigue habiendo nieve, lo que ayuda en la pretensión de los hosteleros de mantener abierta la temporada unos días más. No es la nieve de invierno, “pero sigue siendo apta para poder esquiar”. De hecho, Fuentes de Invierno cuenta con suficiente nieve en la parte media y alta de la estación, aunque el verde se deja ver en la parte baja. Aún así, la previsión para hoy es la apertura de todos sus remontes con 7,53 kilómetros esquiables en trece de sus quince pistas. Los espesores van de 10 a 155 centímetros. En Valgrande-Pajares también se mantiene la nieve, aunque en menor medida. La previsión para hoy son 4,97 kilómetros esquiables en siete de sus 39 pistas. Los espesores van entre veinte y cincuenta centímetros.

Compartir el artículo

stats