El alcalde de Caso, Miguel Fernández, avala el proyecto de la Federación Asturiana de Piragüismo para poner en marcha un centro de entrenamiento de alto nivel en el entorno del embalse de Tanes. “Es una iniciativa muy interesante para ellos y para el concejo”, aseguró el regidor respecto a la propuesta trasladada por el presidente de la entidad, Miguel Gallo, que incluye que las instalaciones sean utilizadas también por equipos de otros países.

El Ayuntamiento ofrecerá, si la Federación de Piragüismo lo necesita, “algún local de propiedad municipal que está sin uso”, dijo Fernández, que destacó que será necesario también que dispongan de un hangar para guardar las piraguas y el material. “Propiciaremos una reunión entre la entidad y responsables de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial”, resaltó, en referencia al departamento regional que trabaja junto con el Consistorio en todos los trabajos previos para que se pueda navegar, en sus diversas modalidades sin motor, en el pantano casín.

El regidor casín defiende que la Federación Asturiana de Piragüismo disponga de “un embarcadero propio, que podría ser de quitar y poner”. “Hay espacio para los dos y los deportistas tendrían uno para ellos”, subrayó. Los responsables de la Federación de Piragüismo y el alcalde de Caso ya han mantenido varios contactos. Miguel Gallo trasladó su intención de colaborar y de asesorar para la puesta en marcha del uso deportivo y lúdico en el embalse, que podría ser una realidad a lo largo del verano. Ese fue el plazo que trasladó el Principado el pasado mes.

La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial se encargará de redactar el proyecto de ejecución de las instalaciones de embarque y servicios y de ejecutar las obras. Actualmente el Principado realiza gestiones con la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para presentar la documentación necesaria para la concesión de la navegabilidad a nombre del Consistorio.

“El Ayuntamiento puede ceder algún local que está sin uso para que lo utilice la Federación de Piragüismo”

Miguel Fernández - Alcalde de Caso

El embarcadero se ubicará en el centro del pueblo de Tanes. Tragsa ya ha realizado el levantamiento topográfico de la zona en la que se ubicará la estructura. “Se eligió un lugar que se pueda utilizar cuando el pantano esté a un nivel alto de agua y también más bajo”, explicó Miguel Fernández. Esta es la razón por la que no se puede construir en la zona próxima a Coballes, dijo, “ya que obligaría a hacer porteo cuando bajase el nivel del agua”. Previamente se había barajado emplazarlo en las proximidades de la Colegiata de Tanes pero al final se decidió esta nueva ubicación.

El Ayuntamiento de Caso ejecutó recientemente labores de desbroce en el entorno del embalse para habilitar un gran área recreativa. Una vez que las obras estén finalizadas, se entregarán al Ayuntamiento de Caso para que se haga cargo de la gestión y mantenimiento de las instalaciones.

Buenas condiciones

El presidente de la Federación Asturiana de Piragüismo resaltó que el embalse de Tanes reúne buenas condiciones para la práctica de este deporte. Además, sería un lugar idóneo para, además de entrenar, celebrar competiciones tanto de pista como de maratón. Podría acoger, recalcó Miguel Gallo, “desde un campeonato de Asturias y, pensando ya a medio o largo plazo, de España, de Europa o un mundial”.

La organización de pruebas deportivas no estaba prevista inicialmente en la tramitación del Principado para autorizar el uso lúdico en el embalse de Caso pero se incorporó posteriormente. Ese permiso se incorporó en el decreto que fue aprobado el 5 de marzo del pasado año en el Consejo de Gobierno.

Según esa normativa, en el embalse casín se podrán utilizar un centenar de embarcaciones, aunque de forma simultánea solo podrán navegar 42. Serán todas ellas cautivas, es decir que no se podrán utilizar en otro lugar para evitar la contaminación de las aguas con especies como el mejillón cebra. La autorización abarca a la navegación deportiva, que estará tutelada por la Federación Asturiana de Piragüismo, pero también a la lúdica.