Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad invertirá 4 millones para consolidar la investigación en el campus

El plan estratégico para la Politécnica de Mieres incluye gastos para modernizar las infraestructuras y adecuar el centro a los nuevos equipos

El edificio de la Escuela Politécnica de Mieres, en el campus de Barredo.

El edificio de la Escuela Politécnica de Mieres, en el campus de Barredo.

La transformación del campus de Mieres, tal y como lo plantea actualmente la Universidad de Oviedo, supondrá un desembolso de cuatro millones de euros a invertir en los próximos cuatro años. Tres de ellos irán destinados a un plan director de infraestructuras, mientras que el millón restante irá para actividades estratégicas del campus, que consolidarían su papel como centro investigador. Así se muestra en el plan estratégico que el Rector, Ignacio Villaverde, presentó hace unas semanas al alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez y al SOMA.

El documento, al que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, da cuenta de que la creación del campus de Mieres “siempre ha estado envuelta en una tensión que ha ensombrecido el ya largo proceso que ha vivido de crecimiento y madurez de un espacio universitario que, aún con dificultades, está encontrando su sitio”. Sin embargo, cuenta con fortalezas, como su juventud, así como el ser un conjunto homogéneo, abierto urbanísticamente, “que debería facilitar su integración en el entorno, colmado y compacto en unas dimensiones y distancias que debieran permitir la gestión eficiente”. Por eso las líneas del plan estratégico pasan por “asentar y consolidar una oferta formativa, coordinada y de calidad, empática con el entorno productivo, sin olvidar los valores humanísticos y ciudadanos”. También pretende “transformar el campus en un hub (“concentrador”) de investigación y transferencia tecnológica de alto valor añadido, ligado a la supercomputación y la inteligencia artificial, los recursos naturales y la biodiversidad, la transición energética y las energías verdes, la ordenación del territorio e infraestructuras civiles y el patrimonio industrial”. Por último, se quiere abrir el campus al entorno “como locus cultural, convirtiendo sus espacios e instalaciones deportivas en zonas abiertas y proactivas al servicio del entorno”.

En este sentido, se pretende abordar un plan director de la infraestructura del campus utilizando un estudio realizado por la consultora de arquitectura Akroteria para la reordenación urbanística y espacial del campus. Aquí se pretende reestructurar los espacios generando cuatro espacios interconexos como son el docente, el investigador, el cultural y el deportivo, y el desarrollo de espacios socioculturales abiertos. También se abordará una coordinación interna de todos los actores presentes en el campus a través del consejo de campus y, por último, un plan estratégico que cumpla los objetivos de consolidar los estudios de grado actuales y explorar la oportunidad de nuevos estudios en el marco del Plan estratégico de Oferta Formativa de la Universidad de Oviedo 2021-2025. Este punto es interesante, ya que en la presentación del plan estratégico, el Rector señaló que no había nuevas titulaciones en un horizonte cercano para Mieres –está por ver qué ocurre con el grado de Deporte–. Así que, en base al plan estratégico, sí podría haber nuevos títulos en el futuro para el campus de Barredo.

Institutos

Otra de las lineas del plan estratégico también es reforzar la oferta de posgrado y las titulaciones propias impartidas en el campus, además de consolidar y desarrollar la investigación a través de la creación, ubicación y promoción de institutos de investigación. Así, el campus alojaría cinco institutos universitarios de investigación, dos de ellos de nueva creación como el Instituto Universitario de Inteligencia Artificial y Ciencia de Datos y el Instituto Universitario de Materias Primas. También se aprovecharía para relanzar el Instituto de Recursos Naturales y Ordenación del Territorio (Indurot) y ubicar el Instituto Universitario de Patrimonio Industrial y el Instituto Mixto de Biodiversidad.

Además, se pretende articular la cooperación y colaboración con el entorno a través de cátedras universitarias extraordinarias. En la actualidad están la Cátedra Hunosa y la Cátedra Pasek Smart 20, pero también se alude a una nueva modalidad de cátedra universitaria ligadas a los objetivos estratégicos de un centro universitario y que se regulará en un próximo reglamento de estructuras para la investigación. Esa cooperación y colaboración también se llevará a cabo con la Fundación Barredo y la Fundación Asturiana de la Energía, que se encuentran en el campus; así como con un nuevo “hub” de transferencia y creatividad tecnológica. Junto a estas medidas, el plan estratégico habla de una plataforma de especialización inteligente denominada “S3P Minig Industry”, que se enmarca en el Proyecto Campus de la Innovación sobre materias primas y minería verde. También está el proyecto “HealthyCity-Mieres” que auspicia el grupo de investigación “Lemur” y pretende evaluar y caracterizar el entorno urbano en relación con su potencial para la realización de actividades que fomenten conductas y hábitos de vida saludables relacionados principalmente con la alimentación y la actividad física. Por último, se pretende la ubicación en el campus del Centro de Supercomputación de la Universidad de Oviedo y acreditar institucionalmente al centro con el programa Audit de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad Académica (Aneca), y a través de sellos internacionales de calidad.

Compartir el artículo

stats