Una ardua polémica sin visos de terminar. El comité de empresa del Ayuntamiento de Mieres criticó ayer la “privatización” del área de limpieza, queja que ya ha hecho llegar al gobierno local (IU) en varias ocasiones, pero añadió una matización “para más inri”: “Hay ocho plazas de peones que aún están por convocar en la oferta pública de empleo”, afirmó el presidente del comité, Francisco García Junto. El vicealcalde, Manuel Ángel Álvarez, ha asegurado que todas las plazas pendientes –operarios y técnicos– se ofertarán ya durante este año: “Lleva los plazos administrativos que lleva”, apuntó.

Solo hay un punto en el que comité y gobierno local están de acuerdo. Y es que esas plazas, aunque lleguen, no permitirán ordenar el servicio de limpieza. Este área cuenta actualmente con 45 trabajadores: “Es muy difícil dar cobertura al concejo”, explicó Junco. Con lo que no están de acuerdo los representantes de la plantilla es con el método para cubrirlas: “Dicen que se externalizan, es una privatización en toda regla. Algo que el gobierno de IU prometió públicamente que no haría”.

Hay matices. Afirma Manuel Ángel Álvarez que todos los empleados municipales seguirán trabajando en el Consistorio. “Se reordenarán para dar un servicio mejor a nuestros vecinos”, destacó el Vicealcalde. Entre otras novedades, se crearán brigadas para la limpieza de la zona rural. En el casco urbano, se potenciará el cuidado de viales y jardinería.

“Se amparan en la tasa de reposición para no convocar plazas, y es cierto que esta dificulta cubrir vacantes”, reconoció Junco. Pero añadió, a renglón seguido, “pero se olvida de mencionar el señor alcalde que, cuando él llegó, el número de trabajadores del servicio de limpieza era de 67, en jardinería cinco”. “Debido a jubilaciones, defunciones, traslados de personal a otros departamentos, el número fue decreciendo hasta la situación actual”, añadió.

Critican que “por decisión política”, se han reducido servicios. “En distintos núcleos del municipio se ha reducido la recogida de basuras de tres a dos días por semana”. Es el caso, explicó, de “ruta de Turón, El Padrún-La Peña, La Peña-San Tirso”. También se “recortó un día” en las siguientes rutas: Carraspientes, Rioturbio, El Sordán, La Matinal, Cenera, Villaestremeri y El Molín.

Las quejas de la plantilla se completan con lo que consideran “falta de gestión” en la compra de maquinaria. Entre otras cuestiones, enumeran “un camión que no entraba por los pueblos y hubo que cambiar con la empresa de renting” y también “maquinaria que fue modificada para poder hacer las labores”. El Vicealcalde manifiesta que éstos son ajustes ya previstos antes de la adquisición.