Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Paralizada la investigación del robo en Triman por la falta de un informe pericial

Esa valoración de bienes debe determinar “el papel que las chatarrerías receptoras pudieran tener” en el caso, señala la administración concursal

La nave de Triman en Vega de Arriba.

La nave de Triman en Vega de Arriba.

Ocurrió el 1 de octubre de 2019. La Policía Nacional de Mieres detuvo a tres personas como presuntas autoras de un robo en las instalaciones de la antigua nave de Triman Minerals, en Vega de Arriba (Mieres). La empresa, tras dos décadas produciendo material para el trabajo en canteras, había anunciado un concurso de acreedores en la primavera de ese mismo año. Se sustrajeron, según la investigación, 1,5 millones de euros en material. Esto levantó suspicacias entre la plantilla: “Es la misma cifra que se adeuda a los trabajadores”, afirmaron entonces. Las indagaciones sobre lo ocurrido, un año y medio después, están paralizadas por la falta de un informe pericial en las chatarrerías que presuntamente estuvieron implicadas en el caso.

Este dato consta en el último informe trimestral de la administración concursal, al que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA. “La causa está a la espera de la valoración de los bienes que deben hacer los peritos nombrados por el juzgado (instruye la causa la sala número 1 de Mieres) y a los que se recordó, por Diligencia de Ordenación de 9 de febrero, la urgente emisión de la pericia. Sigue pendiente de resolución la investigación del papel que las chatarrerías receptoras pudieran tener en la comisión de los hechos”, afirma, literalmente, el documento.

Más madera a una hoguera que lleva meses encendida. La antigua plantilla de Triman había requerido “urgencia” en la investigación. Temían que su caso se convirtiera en una “nueva Diasa”: una nave expoliada y prácticamente “invendible” por los muchos bancos que tienen sobre ella su deuda. No fue el caso, por el momento, ya que la citada factoría de Triman Minerals sí ha sido vendida.

Una “victoria” que sabe a poco a las Cuencas. Según ha podido saber este diario, los nuevos propietarios no tienen previsto iniciar un proyecto industrial en las instalaciones. “Ahora mismo se está vendiendo la herramienta y maquinaria que queda, y luego buscarán comprador para la nave”, informaron a este diario fuentes cercanas al procedimiento. Además de la nave en Vega de Arriba, una calderería, está en venta la nave de Triman Minerals en el polígono de Loredo (también en el municipio de Mieres).

La venta de esta factoría no es baladí. Se anuncia en internet por cuatro millones de euros, el precio más alto en la comarca para la transacción de inmuebles industriales que ya no tienen uso. “Será difícil encontrar un comprador”, destacaron fuentes de la antigua plantilla. Y de esto, de la venta de activos, depende que Triman Minerals pague sus deudas. Los trabajadores han cobrado ya una buena parte de los salarios y liquidaciones impagadas, tras la venta de Vega de Arriba, pero no se ven compensados: “Aún hay compañeros a los que se adeudan cifras importantes”, afirmaron. A los trabajadores más antiguos, según el informe de la administración concursal, la empresa les debe más de 60.000 euros.

Compartir el artículo

stats