Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aller pretende autoabastecer todos sus edificios municipales con paneles solares

El Alcalde asegura que se trata de una iniciativa pionera en España por su calado | La energía sobrante se destinará a familias sin recursos

La Casa de Cultura de Moreda, uno de los edificios que se alimentaría con panales solares. | A. Velasco

La Casa de Cultura de Moreda, uno de los edificios que se alimentaría con panales solares. | A. Velasco

Abordar un proyecto pionero que además reúna tres ejes: el ahorro económico, la sostenibilidad ambiental y la política social. Ese es el ambicioso empeño en el que ha embarcado el Ayuntamiento de Aller, que ya trabaja en una iniciativa que conjuga estas tres patas. El objetivo que se ha marcado el Consistorio es suministrar energía a todos los inmuebles municipales con energía solar a través de paneles fotovoltaicos.

El alcalde de Aller, Juan Carlos Iglesias, reveló a LA NUEVA ESPAÑA, los pasos que lleva dados y los planes del equipo de gobierno para llevar a cabo esta ambiciosa iniciativa. “Me gustaría decir que las empresas especializadas que hemos contactado nos han dicho que no hay ningún ayuntamiento que haya apostado por este sistema en una magnitud como lo queremos hacer nosotros”, indicó el regidor. Su idea, señaló, es la de “instalar paneles fotovoltaicos en todos los edificios e instalaciones municipales, de forma que puedan autoabastecerse de energía”.

El primer paso fue el de contratar a una ingeniería para un estudio preliminar. “De ahí sacamos que el Ayuntamiento paga al mes hasta 170 facturas de luz”, apunta Iglesias, que matizó que la visita a los inmuebles de todo el concejo también reveló que se pueden ahorrar, solo en el capítulo de potencia contratada, alrededor de 40.000 euros anuales. En todo caso, ese ajuste de la potencia eléctrica no se va a llevar a cabo hasta el mes de junio, cuando se prevé que se apruebe una nueva ley para el sector eléctrico.

Este camino, que se prevé desarrollar en el medio plazo, ya ha continuado con la contratación de otra ingeniería, en este caso especializada en realizar estudios para instalar el sistema fotovoltaico en los edificios, un trabajo que se está llevando a cabo ahora mismo. “Ya nos han presentado algunos números, y lo que nos dicen es que nos sobra energía. Y que cuando la produzcamos con los paneles solares también vamos a tener un excedente”, valoró el alcalde allerano.

Aquí entraría la parte social del proyecto. El gobierno local apuesta por un aprovechamiento de esa energía sobrante, que podría vender al sistema, para ayudar a familias necesitadas del municipio. A modo de ejemplo, Juan Carlos Iglesias explica que se podrían crear ayudas para el pago de la factura eléctrica a familias sin recursos o –relacionándolo más recientemente con los problemas derivados de la pandemia– a ayudar a autónomos que hayan tenido que cerrar temporalmente, pero que a pesar de no generar ingresos sigan teniendo que pagar esos recibos energéticos.

Esencialmente, hay dos zonas de gran consumo energético en Aller: la capital Cabañaquinta, y la zona de Moreda y Caborana, quizá la más poblada del concejo. En la primera, hay edificios con alto consumo energético como el propio Ayuntamiento, el colegio público, el instituto, el futuro mercado del ganado o el polideportivo.

En Moreda, tres cuartos de lo mismo. También cuenta con el colegio y el instituto, en el que además se ubica la escuela de cocina. Al polideportivo de Sotiello también habría que sumar el área deportiva de Caborana, con piscina, campo de fútbol y una pista de pádel que se construirá próximamente, todo ello instalaciones con algo consumo energético. Y por si fuera poco, la casa de Cultura de Moreda o al Teatro Cine Carmen, que también entrarían dentro del proyecto.

Además, la iniciativa también incluye otros inmuebles, que tal y como explicó el regidor, por las características del concejo de Aller, se encuentran mucho más desperdigados por el territorio: antiguas escuelas, centros sociales o pistas deportivas.

“Creemos que es el camino: la apuesta por una energía limpia y casi sin emisiones, autoproducida, que además nos permitirá, con el excedente, ayudar a las personas más necesitadas del municipio”, finalizó Iglesias.

Compartir el artículo

stats