Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hunosa destina 300.000 euros a la rehabilitación del edificio de oficinas del pozo Sotón

La obra consistirá en sustituir la techumbre y renovar la fachada del inmueble, que acoge la zona administrativa del espacio museístico

Las instalaciones del pozo Sotón, en San Martín. | Hunosa / J. Sánchez

Las instalaciones del pozo Sotón, en San Martín. | Hunosa / J. Sánchez

Que Hunosa está comprometida con la conservación del patrimonio industrial se evidencia en las inversiones que en los últimos años está llevando a cabo en determinados espacios para recuperarlos como generadores de actividad. El cierre paulatino de la minería ha dejado un gran volumen de elementos patrimoniales para la empresa, que busca darles un uso y ponerlos en valor. El proyecto más ambicioso es el del pozo Sotón, una oferta integral que acoge desde un museo de la memoria (en el que se homenajea a aquellos mineros fallecidos en accidentes) hasta la experiencia de bajar a una mina real.

Precisamente en esta explotación es donde se van a invertir casi 300.000 euros en la recuperación del edificio de oficinas, una iniciativa que ya está en proceso de licitación y que comenzará en unos meses.

El proyecto de ejecución especifica que el edificio de oficinas que se pretende rehabilitar “se desarrolla en planta baja en su totalidad, realizado mediante muros de carga exteriores de fábrica de ladrillo”. “La estructura de cubierta del edificio está resuelta mediante cerchas metálicas a dos aguas, existiendo dos áreas con diferente estructura; la zona de administración del extremo norte se ha realizado con una cercha de hormigón armado, y la ampliación en la que ahora se encuentran los vestuarios cuenta con una estructura metálica resuelta también a dos aguas”, señala el informe.

Además, respecto a la techumbre, donde se llevará a cabo la mayor actuación, se indica que “la cubierta está formada por un tablero de rasilla y acabado de teja, presentando según la zona diversos formatos; en la zona de vestuarios la cubierta está realizada con una chapa simple sobre correas”. Según el documento técnico, los trabajos consistirán en el “cambio de los materiales de cubrición sin alterar la volumetría ni los usos del edificio existente. La nueva cubierta se apoyará sobre la estructura en la que se ubica la actual. Y se realizará una cubierta de chapa mediante un doble enrastrelado con 10 centímetros de espesor de aislamiento de lana mineral”.

Sobre el revestimiento de la fachada “se propone un enfoscado de mortero proyectado de cemento y acabado decorativo a base de fondo fijador al agua y posterior aplicación de membrana foto-reticulable acrílica flexible en cuantas manos sean necesarias para su perfecto acabado”.

Actualmente, el edificio objeto de la rehabilitación se utiliza como oficinas para varios departamentos de Hunosa. Además de las labores administrativas del enclave museístico del pozo Sotón, también se ubican en el mismo otras áreas.

Compartir el artículo

stats