DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado reclama alternativas de “más calado” en Lada y Soto de la Barca

Considera “insuficientes” los planes anunciados por Iberdrola y Naturgy para paliar el cierre de sus térmicas y pide crear empleo “a largo plazo”

Belarmina Díaz (a la izquierda) conversa con Carmen Arbesú y Javier Álvarez, ayer, a las puertas de la térmica de Lada.

Belarmina Díaz (a la izquierda) conversa con Carmen Arbesú y Javier Álvarez, ayer, a las puertas de la térmica de Lada. Vivas

Insuficientes. Así calificó ayer el consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, los proyectos alternativos al cierre que han presentado hasta ahora lberdrola y Naturgy, propietarias, respectivamente, de las centrales térmicas de Lada y Soto de la Barca (Tineo). Lo hizo durante su comparencia en el Pleno de la Junta General del Principado. Una opinión que también compartieron la directora general de Energía, Minería y Reactivación, Belarmina Díaz Aguado, y la alcaldesa de Langreo, Carmen Arbesú, tras la visita que ambas hicieron a la central langreana.

El Consejero, que respondía a una pregunta del grupo parlamentario del PP sobre los planes que existen en la actualidad para compensar los cierres de las dos centrales térmicas asturianas, demandó a las compañías “planes de mayor calado para compensar su cierre”. Iniciativas como la planta de hidrógeno verde que anunció Iberdrola para la planta de Lada “no parecen suficientes” en cuanto a generación de actividad y empleo, apuntó el responsable regional. Fernández indicó que son las propias empresas las que deben desvelar los proyectos que están diseñando para estas zonas, aunque ha apuntado que trabajan en el ámbito del hidrógeno –como ya anunció la propia Iberdrola– y las energías renovables. La demanda de planes alternativos para estas centrales térmicas ya cerradas, afirmó, “no es una exigencia estrictamente legal, pero sí política”, que el Gobierno del Principado “mantiene en todo momento”.

Sobre las labores de desmantelamiento de las plantas, el titular de Industria explicó que generarán puestos de trabajo “durante tres o cuatro años”. Además, también tendrán que proceder a la recuperación ambiental del territorio en el que se asientan las térmicas lo que, al igual que el desmantelamiento “generará actividad y empleo”. Estas actuaciones no son suficientes, ya que lo que pretende el Principado es que haya iniciativas alternativas que generen empleo “a largo plazo y de forma sostenible”.

A pesar de las críticas, Fernández aseguró que, tanto Iberdrola como Naturgy “están implicadas en Asturias” con la puesta en marcha de diferentes inversiones. Así, aludió al proyecto de eólica marina flotante de 250 megavatios para producir hidrógeno verde en el que trabaja Iberdrola con Enagás. Naturgy, por su parte, ha desarrollado cuatro parques eólicos en el Principado con una inversión de más de cien millones de euros.

El diputado del PP Álvaro Queipo coincidió en señalar que las eléctricas “no han planteado ni una sola alternativa para compensar a ambos territorios”. Y criticó que no aprecia preocupación en el Ejecutivo autonómico”.

Belarmina Díaz incidió, al igual que el consejero, en su visita a Lada en la necesidad de la implantación de “proyectos alternativos con componente industrial que permitan la generación de actividad y empleo en Langreo”, destacando que el proyecto para el desarrollo de una planta de hidrógeno verde, “es un pequeño proyecto industrial y lo que necesitamos es reactivación y generación de empleo”. Esta exigencia, como explicó, “debe ir acompañada de un plan para la descontaminación de los suelos y su recuperación con el objetivo de facilitar la implantación de proyectos de reactivación en la zona”. También ha planteado la necesidad de descontaminar los terrenos de Nitrastur, ubicados junto a la térmica. A pesar de todo, la directora general señaló que el Gobierno regional “mantendrá el diálogo con la compañía”.

Apuesta por la zona

Por su parte, la alcaldesa de Langreo, mantuvo un discurso similar resaltando que “siempre dijimos que la empresa no puede marcharse de Langreo sin más, tiene que apostar por algo fuerte porque además tiene capacidad para ello. No es una empresa pequeña y tiene que apostar por el empleo en la zona”. Para Arbesú, “no vale únicamente con desmantelar la planta y dejar el suelo limpio ambientalmente, la compañía tiene que apostar por la generación de empleo en el territorio, y eso es lo que demandamos”. El proyecto anunciado de la planta de hidrógeno verde “no es suficiente” en términos de generación de empleo. “Son muy pocos y necesitamos algo más que eso”. El secretario general del SOMA-FITAG-UGT, José Luis Alperi, aseguró días atrás que la iniciativa de Iberdrola para Lada, “no va a generar más de una docena de puestos de trabajo”, asegurando que este proyecto era “una cortina de humo” por parte de la eléctrica.

La planta de hidrógeno verde que Iberdrola proyecta para los terrenos de la central térmica de Lada se enmarca dentro de las 54 propuestas dentro de este ámbito que fueron presentadas por la empresa al programa Next Generation EU, a través del Plan de recuperación, transformación y resiliencia del Ministerio de Transición Ecológica. Estas iniciativas movilizarían una inversión de más de 2.400 millones de euros.

Compartir el artículo

stats