Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reordenación del tráfico en el centro de Pola de Laviana durará “varios meses”

El Consistorio afirma que el calado de la obra en la calle Libertad impide detallar plazos | Tras el saneamiento, se hará la nueva pavimentación

El tramo de la calle Libertad que permanece cortado.

El tramo de la calle Libertad que permanece cortado. VIVAS

La reordenación del tráfico en Pola de Laviana debido a las obras de saneamiento y pavimentación en la calle Libertad –principal eje de circulación de La Pola– se alargará “durante varios meses”. Así lo confirmaron ayer fuentes municipales, que aseguraron no poder concretar de forma detallada la duración de estos trabajos, ya que el objetivo es hacer todas las tareas de una vez en la zona, para minimizar las molestias a los vecinos.

La actuación, que afecta tanto al tráfico de vehículos como al itinerario de los autobuses, comenzó ayer por la mañana sin que se apreciaran incidencias de gran calado. Tampoco hubo quejas mayoritarias entre los vecinos. Expusieron que las tareas de saneamiento son unos trabajos “necesarios”. Eso sí, manifestaron su esperanza de que las obras “no se alarguen demasiado”.

Los trabajos se centran en el entorno del Centro de Innovación y Desarrollo del Alto Nalón (CIDAN), lo que ha obligado a cortar un tramo de la calle Libertad en ese punto. Por eso, solo se permite el paso de vehículos autorizados hasta llegar al tramo (residentes, propietarios de cocheras y para labores de carga y descarga de negocios locales). Así, el paso queda habilitado para esos casos desde el inicio de la calle Libertad con el cruce a la carretera de Carrio, hasta la intersección hacia la carretera de La Rebollada (cruce de La Pontona). El resto de vehículos tiene que circular por las calles Pelayo y Río Cares, donde se eliminaron los aparcamientos en el margen izquierdo.

Se mantiene el acceso al Barrio Tapia, las instalaciones deportivas y la estación de tren. Asimismo, la calle Menéndez Valdés es de un único sentido ascendente. También hay otro corte parcial en la calle Libertad. Los vehículos, en este caso, ascienden por la calle Luis Alonso y pueden girar a la derecha en dirección a La Chalana, pero en el tramo entre la intersección con Luis Alonso y calle Asturias no se puede circular en el otro sentido, es decir, dirección Barredos.

Cocheras

Las cocheras de la calle Joaquín Iglesias tienen salida a través de la zona de la iglesia, donde se ha acondicionado un acceso para su paso. Además, para compensar todos los estacionamientos eliminados, se ha habilitado una parcela en la zona donde se realiza la fiesta del Descenso Folklórico del Nalón, junto al parque de la Pola.

Estos cambios también obligan a la modificación de algunas paradas de transporte urbano, afectando a los usuarios, como le pasaba ayer a Mari Carmen Flórez, que estaba en la nueva parada provisional. “La nueva parada no está mucho más lejos, así que no hay problema con eso. En cuanto a las obras, creo que podían haber ido poco a poco en lugar de abrirlo todo a la vez; espero que sea para que terminen antes”, destacó.

Otro vecino, Rubén Blanco, hizo hincapié en la necesidad de acometer las obras del saneamiento “porque era un sistema muy antiguo. Si van a peatonalizar la calle, pues mejor que hagan antes el saneamiento para que no haya más averías”.

La calle Libertad es también uno de los principales ejes comerciales de La Pola. Allí está la tienda en la que trabaja Virginia Suárez, a la que “de momento”, no afectan laos trabajos. “Pero seguro que nos acaba afectando”, apunta. Cuando esto ocurra, “no sé cómo lo haremos para descargar”. Por último, otro vecino, Alejandro Díaz, aseguró que “está muy bien que hagan las obras, es necesario”, aunque manifestó su esperanza de que las tareas “no se alarguen mucho”.

Las obras de saneamiento, iniciadas ya en otros puntos, conllevan una inversión de más de dos millones de euros. Una vez finalizados estos trabajos, se acometerán, en la misma calle, las tareas de pavimentación enmarcadas en el plan de movilidad de Laviana “Arcadia 2030”, con el objetivo de no tener que volver a cortar el vial de nuevo. Se trata de un actuación de calado, ya que el proyecto estima la apertura de una zanja con una profundidad superior a los tres metros en la calle Libertad para unir los colectores de las calles aledañas con las obras que se están ejecutando actualmente en las calles Juan XXIII, Joaquín Iglesias y Menéndez Pidal.

Compartir el artículo

stats