Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El último acelerón de la Mayacina

La parcela central del ensanche urbano deja de prestar servicio como aparcamiento ante la inminente adjudicación de la obra del parque

Aspecto actual de la parcela central de la Mayacina, ya sin apenas coches aparcados. | D. M.

Aspecto actual de la parcela central de la Mayacina, ya sin apenas coches aparcados. | D. M.

El Ayuntamiento de Mieres ha cerrado el acceso a la parcela central de la Mayacina, un espacio que durante el último cuarto de siglo ha sido la principal bolsa de aparcamiento de la ciudad, aun en precario. A la espera de que en aproximadamente dos meses arranquen las obras de construcción del nuevo parque, la función como zona de estacionamiento de estos terrenos está agotada. La apertura de los nuevos aparcamientos urbanos, con 700 plazas, y el mal estado en que se encuentra el firme de este amplio solar de tierra han hecho que el gobierno local opte por acotarlo a la espera de su transformación en zona verde y arbolada.

La parcela central del ensanche urbano de Mieres se ha ido quedando sin coches durante los últimos días. Estos terrenos se habilitaron como aparcamiento temporal a partir de 2005, cuando se culminó el plan de derribos del viejo barrio del Vasco y se urbanizó la zona. Pero ya antes ejercía como improvisada zona de estacionamiento. Los nuevos aparcamientos de la Mayacina, Oñón, Sinagua y La Pista han permitido cerrar este espacio a la espera de que arranque la obra del parque, cuya adjudicación es inminente. Visualmente, la presencia de toda la franja central de la Mayacina sin coches rompe con una de las estampas más reconocibles de Mieres. La fotografía ha quedado velada para siempre.

El desarrollo y ejecución de la nueva red urbana de aparcamientos le ha costado al Ayuntamiento de Mieres casi 900.000 euros y cerca de dos años y medio entre tramitaciones administrativas y obras. El fatigoso proceso culminó hace unos días con la apertura de la tercera y última bolsa de estacionamiento habilitada en la calle Dolores Ibárruri, en la Mayacina. La entrada en servicio de la totalidad de este gran equipamiento de 340 plazas, se suma a las instalaciones para vehículos previamente creadas en Oñón (300 plazas), La Pista y Sinagua. De esta forma, la ciudad ha liberado alrededor de 730 aparcamientos. El siguiente paso será abordar la obra del parque de la Mayacina.

Imagen de archivo del aparcamiento, estampa que ya no se repetirá.

El Ayuntamiento de Mieres adjudicará en breve, muy posiblemente esta misma semana, la obra del parque de la Mayacina. La mesa de contratación del proyecto, con un presupuesto de más de un millón de euros, lleva ya tiempo estudiando con detalle las ofertas de las siete empresas que optan a desarrollar la actuación. La previsión del Ayuntamiento es que las labores de ejecución de esta gran zona verde se aborden sin necesidad de acometer restricciones ni una reorganización del tráfico en la zona.

El nuevo parque dejará casi finiquitado el ensanche urbano de Mieres, una transformación que arrancó en 2005 con el derribo del viejo barrio del Vasco. La actuación afecta a algo más de una hectárea de terreno situado en pleno centro de la ciudad y rodeada de calles con alto volumen de tráfico. Las labores está previsto que duren unos ocho meses. Con todo, la planificación municipal, según explicaron los portavoces del gobierno local, pasa por que no sea necesario abordar reorganizaciones viales. A lo sumo se prevé que sean necesarios cortes puntuales en alguna de las calles, pero sin excesiva incidencia en los flujos circulatorios y peatonales.

La esperada zona verde cambiará por completo la imagen del centro de Mieres. El equipamiento ofrecerá amplios jardines, gran variedad de árboles florales, espacios de juegos y numerosos caminos interiores.

Compartir el artículo

stats