Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alarma en Mieres por una banda que roba en casas con "bumping"

El grupo itinerante ha asaltado, al menos, media docena de viviendas abriendo las cerraduras sin causar daños y de forma silenciosa y rápida

Un cerrajero, simulando un “bumping”.

Una banda itinerante ha realizado en los últimos días varios robos en céntricos pisos de Mieres mediante el método conocido como “bumping”. Los asaltantes logran entrar en las viviendas tras constatar previamente que están vacías, logrando abrir las cerraduras con sorprendente destreza y utilizando llaves manipuladas. La Policía Nacional está desarrollando una intensa investigación para intentar identificar y detener a los ladrones, que todo indica provienen de fuera de la región.

A este grupo de delincuentes se le puede calificar como una banda “profesional” experta en la apertura de puertas de seguridad. En Mieres han realizado al menos media docena de robos en viviendas. Están actuado en pleno casco urbano y, por regla general, a plena luz del día, aprovechando la ausencia de los propietarios. Es el caso, por ejemplo, de una comunidad de vecinos de la calle Teodoro Cuesta, donde entraron en un quinto piso: “Se trata de un matrimonio de cierta edad que pasa buena parte del día fuera de casa”, explican allegados a estas víctimas. “Esperaron a que salieran de casa y abrieron la puerta. Se llevaron un reloj, algo de dinero en metálico y una pulsera”. Todo en cuestión de minutos. Sin meter ruido ni llamar la atención.

La Policía Nacional está siguiendo la pista a esta banda organizada. La Comisaría de Mieres lleva días desarrollando una intensa vigilancia y busca pruebas que faciliten la desarticulación del grupo. La rapidez con la que actúan y su carácter itinerante dificultan la labor policial. No obstante, algunos vecinos afirman que se encontraron con personas extrañas en los portales y todo indica que se trata de miembros de la banda. Podría ayudar a su identificación.

El “bumping” es un método usado por delincuentes para acceder a las viviendas sin generar ningún daño en la puerta de entrada. Es efectivo, rápido, silencioso y no genera daño material, por lo que no despierta alarma entre los vecinos que puedan estar en las inmediaciones. David Alonso, técnico del sector de la cerrajería, indica que el “bumping” consiste en “introducir en el cilindro de la cerradura una llave manipulada y golpear la misma con el fin de que los pistones se alineen por la vibración del impacto permitiendo el giro de la llave y, por tanto, la apertura de la puerta”. El experto de la cerrajería lavianesa ASN consultado por este diario afirma que el “bumping” es fácil de evitar. “Hay bombines específicos que tienen un alto nivel de seguridad que evita el bumping”.

Asesoramiento

Los profesionales subrayan que contar con una puerta blindada no es hoy suficiente garantía de seguridad. “Los modelos más demandados hace veinte años tienen unos bombines fáciles de manejar”. Cada tipo de puerta puede demandar una protección diferente de bombín. “Los propietarios deben dejarse asesorar por profesionales para garantizar una seguridad óptima en sus casas.” Alonso sostiene que no esperaba ver este tipo de robos en las Cuencas. “Aquí somos muy cercanos y el caco tiene menos anonimato. No es como en una gran ciudad, en la que el tránsito de más gente les hace pasar más desapercibidos”.

Compartir el artículo

stats