Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Langreo prevé reabrir el plazo para que las familias soliciten ayudas por la crisis

El Ayuntamiento estudia si se puede retomar la convocatoria al recibir 60 solicitudes, lo que supone destinar solo 21.000 de los 350.000 euros

Responsables municipales y representantes de comerciantes y hosteleros en la presentación de las tarjetas monedero.

Responsables municipales y representantes de comerciantes y hosteleros en la presentación de las tarjetas monedero.

El Ayuntamiento de Langreo estudia si es viable abrir una nueva convocatoria de ayudas para las familias que hayan sufrido recortes de ingresos por la crisis sanitaria al haber recibido solo 60 solicitudes. Los servicios jurídicos evalúan si se puede poner en marcha esta medida para que se incremente el número de beneficiarios, para los que se ha consignado una partida de 350.000 euros.

Si todas las solicitudes presentadas fuesen aprobadas con el importe máximo fijado, de 350 euros, únicamente se destinarían a ayudas a las familias 21.000 euros. La Alcaldesa, Carmen Arbesú, aseguró que “bastantes familias más pueden beneficiarse” por lo que defiende que se abra un segundo plazo, si tiene el visto bueno de los servicios jurídicos. Estas ayudas van destinadas a vecinos cuyos ingresos hayan sufrido recortes a consecuencia de la pandemia, que recibirán una tarjeta monedero para realizar compras en establecimientos comerciales y hosteleros de Langreo.

Un total de 140 negocios de los distritos de Sama, La Felguera, Lada, Ciaño y Riaño se han sumado a esta iniciativa, que fue presentada ayer en el Ayuntamiento en un acto al que asistieron, junto a la regidora y la concejala de Hacienda, Patricia Fernández Sanguino, los presidentes de la Asociación de Comerciantes e Industriales del Valle del Nalón (Acoivan) y de Otea en Langreo, Marcelino Tamargo y Javier Fernández, respectivamente. Ambos destacaron que esta cuantía consignada por el Consistorio, además de servir de ayuda a las familias, también “pueden ser un revulsivo económico” para comerciantes y hosteleros.

Arbesú, Tamargo y Fernández animaron a las familias que sufrieron recortes en sus ingresos como consecuencia de la pandemia a concurrir en la nueva convocatoria si no existen impedimentos para que se ponga en marcha. “Abarca a muchas familias”, indicó la regidora, que señaló que entran dentro de los potenciales beneficiarios aquellos asalariados o autónomos que “hayan sufrido despidos, ERTES o merma de ingresos”. En esta convocatoria de ayudas no entran aquellos hogares que perciben ayudas directas como el salario social o el ingreso mínimo vital.

Con las tarjetas monedero podrán adquirirse todo tipo de bienes y servicios, estando excluidos el alcohol, el tabaco, la participación en juegos de azar y los artículos de lujo. Respecto a las ayudas a autónomos y pymes afectados por el cierre de su actividad como consecuencia de las restricciones para intentar frenar la propagación del coronavirus, el lunes se celebrará una comisión en la que “se va a poner a disposición el sobrante de la primera convocatoria”.

Oposición

El portavoz de Unidas por Llangréu, Jesús Sánchez, reclama a la Alcaldesa que “asuma su fracaso en la gestión de las ayudas del covid”. “Han pasado once meses desde que el PSOE y Ciudadanos anunciaron que se destinarían 800.000 euros para paliar los efectos de la pandemia, con 450.000 euros para comerciantes hosteleros y autónomos y 350.000 para las familias y solo han hecho efectivos 230.000”, aseguró el edil. Sánchez critica las “engorrosas bases de la convocatoria, la interminable revisión de los expedientes y la falta de voluntad del gobierno de sacar la segunda fase de ayudas” de los autónomos y califica de escasos los 350 euros destinados a las familias.

Compartir el artículo

stats