De enhorabuena. Así está el escritor lavianés Albino Suárez, que este fin de semana fue distinguido por el Ateneo Republicano de Asturias en Laviana. Además, tuvo la oportunidad de presentar sus dos últimos libros, con los que suma ya 88 publicaciones, tantas como años tiene en la actualidad.

“Republicano intachable”. Esta es la definición que el Ateneo Republicano de Asturias hacía de Suárez al entregarle la segunda distinción republicana, en un acto que tuvo lugar en la Casa de Cultura de Pola de Laviana. Además, y como regalo, actuó el cantautor Rafa Lorenzo, amigo de Albino Suárez, que le dedicó unas composiciones. “Estoy muy contento por esta distinción, y más todavía por haber contado con Rafa y sus dedicatorias hacia mi persona”, destacó el lavianés, defendiendo su “sentimiento republicano” que, como apuntó, “está muy bien que se sepa”.

Pero no fue ésta la única vez que el escritor se subió a un escenario en los últimos días. Y es que, enmarcado en los actos para conmemorar el Día del Libro en Laviana, Albino Suárez tuvo la oportunidad de presentar sus dos últimos libros. Uno de ellos, “La picaresca de las coplas”, iba a ser presentado el año pasado, pero llegó la pandemia del coronavirus, que dio al traste con todos los planes. Así que esperó hasta ahora, y lo presentó junto a su “Alegato al río Nalón”.

Con estos dos libros, el escritor cuenta ya en su haber con 88 publicaciones, tantas como años tiene, ya que el pasado día trece cumplió ochenta y ocho primaveras. Suárez explicó que, sobre “La picaresca de las coplas”, “he ido recopilando coplas populares , algunas letras que he transcrito y otras de las que interpretan los grupos folclóricos que son muy jocosas”. Aquí, como apunta, “no se libra ni el clero, que tiene unas cuantas coplas populares en su honor”. En cuanto al “Alegato al río Nalón”, el libro relata “lo que diría el río Nalón a su paso por la cuenca minera, porque el río estuvo en el meollo de los problemas mineros, sociales y revolucionarios, es una especie de remembranza del río sobre lo que aconteció en sus márgenes”.

En los últimos años, Albino Suárez se ha especializado como cronista y divulgador local, pero sus primeros pasos fueron de poeta. Nacido en el valle de Tiraña, empezó a trabajar siendo muy joven. De hecho, antes de cumplir los 16 (falsificó la firma para poder acceder) comenzó a trabajar como minero. En el pozo sus compañeros comenzaron a prestarle libros que Suárez devoraba. Cuando acababa la jornada en el pozo, se dedicaba a leer y a escribir. En 1959 se produjo su debut literario con el poemario “Horas lejanas”, publicado por la editorial “Rumbos” de Barcelona. Tras esta primera publicación llegaron 87 más, y por el momento no parece que la pluma de este lavianés se haya secado todavía.