Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villabazal recupera su historia

El Ayuntamiento de Mieres exhibirá los sillares de “El convento” tras conseguir la cesión por parte del Museo Arqueológico de Asturias

Uno de los sillares que serán exhibidos en la parcela de Villabazal.

Uno de los sillares que serán exhibidos en la parcela de Villabazal.

Los vecinos de la localidad turonesa de Villabazal podrán disfrutar este verano de un nuevo espacio en el pueblo que recupera su historia con la colocación de los restos arqueológicos de “El convento”, una centenaria edificación que se ubicaba en el pueblo y de la que solo quedan unos sillares. De forma previa, el Consistorio habilitó una parte de la parcela como aparcamiento, dando respuesta a la demanda de los vecinos, pero ahora abordará la última fase, que es la colocación de los restos, que han sido cedidos por el Museo Arqueológico de Asturias. También se instalará un banco.

La concejala de Urbanismo de Mieres, Delia Campomanes, fue la encargada de desarrollar este proyecto, cuya tramitación ya comenzó en el año 2004, pero que se ha dilatado en el tiempo debido a la importancia de estas piezas. “Después de hacer todas las obras, tuvimos que cerrar un acuerdo con el museo, que finalmente ya tenemos, para poder exponer estos elementos”. “El convento” era una edificación datada en 1793, que estaba en ruinas y en las que se encontraban tres sillares con inscripciones a proteger. La primera fase del proyecto consistió en la retirada de la edificación, piedra a piedra, para poder conservar los sillares. La segunda fase tenía como objetivo dejar la parcela limpia para ya, en una tercera fase, acondicionar la parcela desarrollando en ella un aparcamiento público, tal y como habían demandado los propios vecinos de Villabazal. Por último, y es la fase que quedaba y que será una realidad antes del verano, quedaba volver a colocar los sillares y adecuar una zona para el disfrute de los vecinos, trabajos que han sido licitados.

Los restos del inmueble fueron trasladados al Museo Arqueológico de Asturias, que tras analizarlos “apreció su valor arqueológico, pero no para exponerlos en sus instalaciones”, destacó Campomanes. Por eso se han cedido al Ayuntamiento, que los expondrá en la parcela. “Los colocaremos en un lugar preferente y también contarán con una breve explicación para que los visitantes conozcan un poco sus orígenes”.

Antes de abordar la actuación, el Ayuntamiento de Mieres sometió el proyecto a un largo estudio con informes históricos. Los estudios, firmados por Lorena Meana, reconocieron cierto valor histórico al inmueble.

Compartir el artículo

stats