Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aller impulsa una unidad de Policía rural para dar servicio a los pueblos

El Ayuntamiento refuerza los medios del cuerpo al comprar, por 15.000 euros, un todoterreno

El alcalde, Juan Carlos Iglesias (a la izquierda), y el edil de Personal, Roberto Fernández, con el nuevo todoterreno de la Policía Local allerana.

El alcalde, Juan Carlos Iglesias (a la izquierda), y el edil de Personal, Roberto Fernández, con el nuevo todoterreno de la Policía Local allerana.

Entre los pilares de futuro que el gobierno local allerano ha dibujado en su hoja de ruta para este mandato, la ganadería y la atención al mundo rural son dos de ellos. Y en esa línea, el grupo de ediles encabezados por el regidor, Juan Carlos Iglesias, trabaja para ampliar los servicios de la zona rural de Aller, un concejo con una gran dispersión geográfica y poblacional en su territorio. Una de las medidas que han decidido poner en marcha es la de potenciar la llamada Policía rural, es decir, agentes de la Policía Local que acudan con más frecuencia por los pueblos para acercar el servicio a los vecinos.

Pero para llevar a cabo este proyecto, el Ayuntamiento ha tenido que mejorar sus medios. Por ello, ha invertido 15.000 euros en la compra de un vehículo 4x4 para que los agentes puedan llegar a casi todos los puntos del municipio. Hasta ahora, el cuerpo municipal contaba con dos vehículos de este tipo, una flota que se renovará con un nuevo coche, de 7 plazas y 200 caballos de potencia. “Hasta ahora, la Policía tenía pocos medios para poder desarrollar esta labor rural, y es necesario que puedan cubrir servicios en esa zona si queremos potenciar nuestros pueblos y nuestras zonas ganaderas”, apuntó el alcalde, Juan Carlos Iglesias.

Uno de sus compromisos, señaló el regidor, era el de crear esa unidad de Policía rural, es decir, agentes destinados dentro del cuerpo municipal a vigilar y velar por la seguridad en las zonas más alejadas de los núcleos urbanos. “Pensamos que es un servicio muy importante, y de esta forma, con la compra de este vehículo todoterreno, podemos mejorar los medios para que nuestros agentes presten un mejor servicio en los pueblos”, valoró el alcalde.

Una plantilla, la de la Policía Local, que ahora componen 16 miembros y en la que quedan dos plazas vacantes que el consistorio quiere cubrir. “Cuando podamos cubriremos esos puestos, ya que servirán para reforzar el cuerpo y para que, por ejemplo, se puedan destinar más agentes a la Policía rural”, valoró el alcalde de Aller.

Sobre esta unidad encargada de velar por la seguridad en los pueblos y vigilar que se cumplan las normas, el alcalde indicó que en un municipio como Aller, “se hace muy necesaria”. “Hay asuntos, por ejemplo ahora en abril y mayo, como son los acotamientos de pastos, sobre los que hay que estar vigilantes para ver que todos los ganaderos cumplen y que se respetan las normas y los espacios, y para ello necesitamos estar sobre el terreno, algo de lo que se encargan estos agentes de la Policía Local destinados a la zona rural”, explicó Juan Carlos Iglesias.

Precisamente es Aller uno de los concejos con una cabaña ganadera más importante, de ahí el cuidado que se le quiere dar desde el Ayuntamiento a este sector, importante para su economía.

Compartir el artículo

stats