Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bustiello da lustre a su fundador

Empieza la restauración de la estatua del Marqués de Comillas, pagada por el Ayuntamiento y en la que se han descubierto dos firmas

La estatua, andamiada para su restauración.

La estatua, andamiada para su restauración.

Fue a comienzos del pasado siglo cuando el Marqués de Comillas fundaba el poblado de Bustiello, un núcleo que serviría para dar entonces morada a los trabajadores de la Sociedad Hullera Española, que controlaba las explotaciones de carbón en la zona. En 1925, se erigió una estatua en honor al Marqués, que con los años, casi un centenar, ha ido sufriendo un deterioro considerable por el inexorable paso del tiempo. Ahora, el Ayuntamiento de Mieres, a través del área de Turismo que dirige Juan Ponte, ha contratado la restauración de este monumento, ubicado en un enclave declarado como Bien de Interés Cultural. La estatua sufre desplacaciones en los morteros, tinticiones vegetales, pérdidas de materia o costras, entre otras cuestiones que hacen necesaria esta intervención. Unos trabajos que financiará el consistorio, que va un paso más allá en el cuidado y protección del Bien de Interés Cultural (BIC), algo que los vecinos también reclaman al Principado con otros elementos como la botica o el sanatorio.

Con un presupuesto global de algo más de 17.000 euros, la restauración de este monumento se ha encargado a Natalia Díaz-Ordóñez Melgarejo, Graduada en Conservación y Restauración de Bienes Culturales que ya ha comenzado el trabajo. Esta actuación incluye, entre otras acciones, la revisión de anclajes y estructuras, pruebas de limpieza para determinar qué sistemas resultan más oportunos para dar lustre a la escultura, garantizando en todo momento la conservación de la obra, la eliminación de las pátinas biológicas lesivas de los morteros del pedestal o la conservación preventiva, planteando rutinas de mantenimiento que garanticen una mejora en su conservación.

Los primeros pasos de esta restauración ya han dado frutos. Y es que se han descubierto dos firmas en la pieza. Por una parte, la del escultor, en la base de la obra. Por otra, la de los fundidores, ubicada en el busto del Marqués de Comillas. Desde el Ayuntamiento de Mieres señalaron que “esta joya artística dedicada a Claudio López Bru preside el Poblado Minero de Bustiello, un Bien de Interés Cultural que es una de las joyas del patrimonio del concejo y máximo exponente del paternalismo industrial”.

El concejal de Cultura, Juan Ponte, destacó que esta actuación es la primera de una serie de acciones que se desarrollarán en Bustiello. “Tras esta restauración se reformará el centro de interpretación y se transformarán las luminarias de todo el poblado”, señaló el edil, que recordó que también se contratará un plan especial para Bustiello y se desarrollarán otras actuaciones como la colocación de mesas de picnic en los alrededores de la iglesia. “Todo en un proyecto integral para seguir poniendo en valor un espacio tan importante para el concejo como el Poblado Minero de Bustiello”, agregó Ponte.

Mientras tanto, otros enclaves como el sanatorio o la botica, fuertemente deteriorados e incluso con riesgo de derrumbe en algún caso, siguen esperando porque el Principado, administración competente para ello, ponga en marcha algún plan de rehabilitación.

Compartir el artículo

stats