Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Golpe al narcotráfico: Seis detenidos en dos operaciones en Aller y Mieres

La Guardia Civil y la Policía Nacional desarticularon el martes dos puntos de venta de sustancias estupefacientes en la comarca del Caudal

La droga requisada en Mieres.

La droga requisada en Mieres. C. Nacional de Policía

En su cruzada contra el tráfico de drogas, los cuerpos y fuerza de seguridad del Estado dieron el pasado martes un buen golpe a los delincuentes. En dos operaciones diferentes, la Guardia Civil y la Policía Nacional detuvieron a un total de seis personas, y desmantelaban un punto de venta en Mieres y otro en Aller. Además de requisar la droga (hachís, heroína y cocaína, entre otras sustancias), también se incautó un vehículo de alta gama y diferentes utensilios para preparar las dosis de droga.

Bautizada como operación “Choza”, la Guardia Civil llevó a cabo la detención de tres personas en Aller después de cuatro meses de investigaciones. Fue en diciembre cuando comenzaron las pesquisas a raíz de una carta anónima de un ciudadano, que informaba a los agentes la presencia de un punto de venta de drogas en la localidad allerana de Corigos.

El equipo de Investigación de la Compañía de la Guardia Civil de Mieres (EICO), fue el que se hizo cargo de la primera fase de la operación. Primero comprobaron la veracidad de la información facilitada, y realizaron una estrecha vigilancia de las personas y vehículos implicados.

La Guardia Civil informó ayer de que los agentes dedicaron cuatro meses a recopilar información y comprobar los movimientos de los supuestos traficantes, tomando imágenes de la compra-venta de drogas y realizando aprehensiones de pequeñas cantidades de droga a varios consumidores una vez que salían de la zona de vigilancia. Tras meses de vigilancia y práctica de múltiples gestiones, el EICO de la Guardia Civil de Mieres dio por finalizada la primera fase de la operación.

El pasado martes, en un amplio dispositivo coordinado por el Comandante Jefe de la Compañía, y llevado a cabo por el Equipo de Policía Judicial y el Equipo de Investigación de la Guardia Civil, así como por las Patrullas de Seguridad Ciudadana de los Puesto de la Guardia Civil de Mieres, Pola de Lena y Moreda, se inició la segunda fase de la operación “Choza” con la “explotación” de esta.

Los detenidos en la operación “Choza”. | Guardia Civil

A las 7:30 horas, se montó un dispositivo de control en el que participaron Patrullas de Seguridad Ciudadana, investigadores y Equipo Cinológico de la Comandancia de Oviedo –perro antidroga– y que buscaba interceptar en la A-66 al vehículo de uno de los encartados en las investigaciones cuando acudía a su puesto de trabajo. Una vez detenido el vehículo e identificado su ocupante, el perro marcó varios puntos en el interior del habitáculo en los que los agentes intervinieron casi 50 gramos de hachís, y un gramo de cocaína, por lo que se procedió a la detención del conductor.

A su vez, otros agentes que vigilaban la zona de Corigos en la que ubicaban el punto de venta, solicitaron el apoyo del resto del dispositivo al observar a los otros dos hombres investigados realizar la venta a un consumidor. Un amplio dispositivo se trasladó a Corigos a las once de la mañana para proceder a la detención de los otros dos sospechosos, y a los que en el momento de su detención se les incautaron 22 gramos de resina de hachís dispuestos en barras para su venta.

La operación se saldó con la detención de tres hombres de edades comprendidas entre los 30 y 60 años y con antecedentes policiales y la intervención de más de 75 gramos de hachís y gramo de Cocaína, así como la puesta a disposición judicial de un vehículo de alta gama. El Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Mieres instruye las diligencias que serán remitidas al Juzgado de Instrucción Nº 1 de Lena.

Por otra parte, también el martes, agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la Comisaría de Mieres, procedieron a la detención de otras tres personas y desmontaron otro importante punto de distribución de sustancias estupefacientes que generaba preocupación entre los vecinos.

También después de cuatro meses de investigación, la operación se saldó con la detención del principal sospechoso, que tenía el punto de distribución instalado en su domicilio. Durante la investigación los agentes comprobaron que las otras dos personas detenidas eran, además de consumidoras habituales, las encargadas de la distribución de las sustancias a los clientes más significativos, llegando incluso a llevarlo a sus domicilios. Una vez identificadas resultó igualmente que tenían requisitorias judiciales pendientes.

En el registro domiciliario se incautaron utensilios necesarios para la manipulación y venta de las sustancias, así como diversas cantidades de todo tipo de sustancias estupefacientes como marihuana y otras estimulantes (cocaína), y depresoras (heroína).

Los tres detenidos pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Mieres, quedando el principal autor en libertad.

Compartir el artículo

stats