Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Villoria, el candidato a "Pueblo Ejemplar" con tantos niños que la escuela se le queda pequeña

La parroquia de Laviana, con 75 alumnos matriculados en su centro rural, presenta lacandidatura al premio de la Fundación Princesa de Asturias

Villoria presenta su candidatura al "Pueblo Ejemplar"

Bienvenidos al “milagro” de Villoria. Una parroquia rural de Laviana a la que la escuela se le queda pequeña: hay 75 niños matriculados, todo un logro en plena crisis demográfica de las Cuencas. La localidad presentó ayer su candidatura al “Pueblo Ejemplar de Asturias”, galardón que concede la Fundación Princesa de Asturias. Atentos porque salen a la carrera por el premio con mucha ilusión y con “posibles”.

Porque no es azar que al pueblo lleguen, o regresen, familias con niños para quedarse. Es más fruto de un trabajo constante por tener sus calles cuidadas, un patrimonio de envidiar y unos vecinos más que unidos. “Hay un movimiento asociativo muy importante. Tenemos más de ocho asociaciones que se preocupan por el bienestar de todos los vecinos, y por ofrecer alternativas de ocio para todos los gustos”, explicó Lucía Barbón, portavoz de la candidatura.

Ella fue la encargada de leer el discurso de presentación de la propuesta al “Pueblo Ejemplar”. “Los vecinos de Villoria nos unimos para presentar, por primera vez en nuestra historia, esta candidatura. Y lo hacemos llenos de ilusión, fuerza y esperanza. Tras nosotros, siglos de historia nos avalan y han ido construyendo nuestra comunidad; dando forma a nuestro carácter y espíritu luchador”.

“La ilusión que hoy tiene la gente de Villoria es la de toda la ciudadanía de Laviana”

Julio García - Alcalde de Laviana

decoration

Y con un escenario bonito, muy bonito. Porque Lucía Barbón ofreció su discurso en el pórtico de la iglesia de San Nicolás, declarada Bien de Interés Cultural (BIC). No es para menos: su portada románica es de foto. También el popular “puente Romano” de Villoria, la imagen más conocida del pueblo, sin olvidar el texu que redondea una estampa de cuento.

Representantes de la candidatura con el alcalde Julio García –en el centro– y el concejal Roberto Petón –a la izquierda–, en el puente medieval de la localidad lavianesa de Villoria. C. M. BASTEIRO

Nada de cuentos en el discurso del alcalde, Julio García. Mostró el “apoyo firme” de todo el Ayuntamiento a esta candidatura. “La ilusión que hoy tiene la gente de Villoria es la de toda la ciudadanía de Laviana”, afirmó el regidor. Destacó, además de la tradición, la historia y la gastronomía de la localidad, “el carácter de su gente”. Salen con ventaja. Porque, afirmó el concejal de Cultura, Roberto Petón, tienen la “V”: “La de Villoria y la de victoria”.

Si alguien conoce las bondades de Villoria, sin adornos ni florituras, esos son los niños del pueblo. Un poco apartados del acto institucional, descubren lo que más les gusta de su localidad: “Que puedes andar solo por la calle, porque te conoce todo el mundo. Y, la verdad, todos somos muy amables”, afirma, sonrisa tras la mascarilla, Pedro Vega. A Iris González le encanta su escuela: “Vamos todos allí”.

Todos son un total de 75, un 20 por ciento más que hace una década. La escuela se quedó pequeña y se ha acondicionado un aula en el centro cultural: “Ojalá nos hicieran una nueva”, afirmaron los pequeños. Quieren vivir siempre en Villoria, menos Pedro Vega. Es por una causa mayor: “Quiero ser actor, tendré que ir a California”. Su amiga Alba Prieto, alumna de primero de ESO en Barredos, está segura de que se quedará: “Cuando tenga hijos quiero que se sientan libres, como yo, y que anden por Villoria”. Se lleven el galardón o no, ya son un pueblo ejemplar.

Compartir el artículo

stats