Ebrio, en pleno "toque de queda" y al volante. Así ha sido detenido en Mieres un vecino, de 58 años, en el centro de la ciudad.

Una patrulla de Seguridad Ciudadana de la Policía Local de Mieres paró el turismo, de marca Renault (modelo Captur) y con matrícula 7930-KYL, en la calle Pablo Picasso de Mieres. El objetivo era comprobar el motivo por el que su conductor se encontraba a esas horas en la vía pública ya que, a causa de l actual alerta sanitaria y el estado de alarma vigente, la movilidad nocturna está restringida a partir de las 23 horas salvo causa justificada.

"Puestos en contacto con el conductor, L. C. P., de 58 años de edad y vecino de Mieres, presentaba síntomas evidentes de encontrarse bajo el efecto de bebidas alcohólicas. Hablaba con dificultad, y presentaba presentaba un fuerte aliento alcohólico", han explicado desde el cuerpo municipal de Policía.

Trasladado a la Jefatura de la Policía Local, y una vez sometido a las pruebas de determinación alcohólica, se procedió a su detención, por un presunto delito contra la Seguridad Vial (artículo 379.2 del Código Penal), por un conducir un vehículo de motor o ciclomotor, bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. El resultado de las pruebas fue 1,00 miligramos en litro de sangre.

El juzgado de instrucción número 2 de Mieres lleva la causa. Además, se ha cursado la oportuna denuncia ante la Consejería de Salud, por no respetar el toque de queda.