DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La brecha digital abierta: 6.000 alumnos no tenían medios para estudiar online cuando llegó el covid

Asturias culmina el reparto de 3.179 dispositivos en los centros de la región a través del plan estatal “Educa en Digital”, con 1,7 millones

Ana Esther Velázquez, José Emiliano Sarralde (director del área de Alta Inspección de Educación de la Delegación del Gobierno), Delia Losa y Carmen Suárez, ayer, en el IES Bernaldo de Quirós. | C. M. B.

Ana Esther Velázquez, José Emiliano Sarralde (director del área de Alta Inspección de Educación de la Delegación del Gobierno), Delia Losa y Carmen Suárez, ayer, en el IES Bernaldo de Quirós. | C. M. B.

Batalla contra la brecha digital. La Consejería de Educación elaboró un estudio tras el estallido de la crisis sanitaria del covid-19 para conocer el número de alumnos que carecían de medios digitales para la formación online. Los resultados fueron poco esperanzadores: cerca de 6.000 alumnos de la región no podían conectarse a internet desde casa –por falta de dispositivos o por no disponer de acceso a la red–. Tras un “gran esfuerzo” de las administraciones, tanto autonómica como central, este balance ha mejorado (aún no se dispone de datos actualizados).

La delegada de Gobierno en Asturias, Delia Losa, y la Consejera de Educación, Ana Suárez, acudieron ayer al Instituto de Educación Secundaria (IES) Bernaldo de Quirós para presentar el balance de uno de los programas destinados a paliar esta desigualdad social: el “Educa en Digital”, puesto en marcha al inicio de la pandemia. El Gobierno de Asturias ha terminado ya el reparto que correspondía a la región, un total de 3.179 dispositivos entre 364 centros educativos. Incluyen, además, conectividad a la red. Todos han sido destinados, en esta fase, al alumnado de ESO, Bachillerato y FP. Están reservados otros cinco millones en el Presupuesto regional para seguir con esta “digitalización” de la comunidad educativa.

“Para la primera valoración de la brecha digital contamos, sobre todo, con los datos de los centros”, explicó ayer la Consejera de Educación. Es un balance que mejoró, según la responsable regional, casi de inmediato: “En muchos centros ya pusieron en marcha el préstamo de sus propios equipos, y en otros casos se buscaron soluciones en el propio núcleo familiar y el entorno”. Aún así, la brecha digital seguía abierta. Es por eso que el Principado optó al plan “Educa en Digital”.

“Es una inversión sin precedentes” en materia digital, reconoció Carmen Suárez. Delia Losa señaló que este plan ha distribuido un total de medio millón de equipos en toda España. “La pandemia puso en evidencia la existencia de una enorme brecha digital, por lo que tres ministerios –Educación, Economía y Hacienda– pusieron en marcha este programa”, explicó. Se destinaron con carácter general 230 millones de euros. En Asturias, 1,7 millones (de los que algo más de 300.000 euros fueron aportados por la Consejería). Los dispositivos –ordenadores portátiles y tablets con teclado– se distribuyeron “teniendo en cuenta el índice socioeconómico de cada centro educativo”.

El siguiente paso, explicó Delia Losa, será el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia Económica en toda España. Contará con un total de 1.496 millones de euros de fondos europeos. Incluye el reparto de otros 250.000 dispositivos. También la instalación de 236.318 aulas digitales en España. Espacios dotados de cámaras y ordenadores para formar “online”.

La pandemia que creó al “profe” virtual

Es lo que ahora necesitan. Porque la llegada de la pandemia del coronavirus obligó a “cambiar el chip” en los centros educativos de Asturias a marchas forzadas. “Si algo ha traído esta situación tremenda, es nuestra digitalización”, señaló ayer la directora del IES Bernaldo de Quirós, Ana Esther Velázquez. La responsable del instituto, durante la presentación del balance del programa “Educa en Digital”, afirmó que “el proceso de la digitalización educativa había empezado ya, pero hubiera sido mucho más lento sin esta crisis sanitaria. Hemos aprendido muy rápido”. El “profe virtual” es ya una realidad. El docente que maneja “Teams” para las reuniones con familias, para estar en contacto con sus alumnos. Que comparte archivos en “Drive” y que usa distintas aplicaciones para completar sus clases en línea. “Ha sido un proceso acelerado, pero actualmente podemos decir que todo el equipo docente está ya preparado para la educación digital. Ha sido una muestra de esfuerzo y de trabajo en equipo”, destacó Ana Esther Velázquez. Procedimientos que trajo el covid-19 para quedarse. Porque, aunque la Consejería de Educación tiene prevista la presencialidad total en el próximo curso, no descarta que sean necesarios confinamientos puntuales ante la aparición de un brote.

Compartir el artículo

stats