La circulación ha quedado restablecida en dos tramos de las carreteras del Valle del Nalón, en la AS-387 entre Blimea y Barredos y en el Corredor, en El Entrego. En ambos puntos la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial finalizó los trabajos de reparación de los taludes afectados.

En la vía AS-387 a la altura del Pozo Carrio, los desprendimientos de tierra limitaron la circulación a un único carril con paso intermitente en un sentido u otro. El primer argayo se produjo en enero de 2019 y en noviembre se tuvieron que ejecutar más obras de emergencia. La Consejería invirtió ahora 190.744 euros.

En el Corredor, la actuación se abordó a la altura del Museo de la Minería, lo que conllevó la regulación del tráfico en los últimos meses. El coste de los trabajos ascendió a 324.000 euros. El Alcalde, José Ángel Álvarez “Quirós”, afirmó estas obras “nos permiten recuperar la normalidad en la circulación rodada en condiciones de seguridad para el tráfico, poniendo fin a las molestias que han tenido que soportar los vecinos al circular por estas dos vías”.