El Ayuntamiento de Langreo acaba de abrir el segundo plazo para que los afectados por pérdidas económicas derivadas de la pandemia puedan solicitar las tarjetas prepago municipales cargadas con un saldo para ayudar a las familias. Hay 20 días hábiles para solicitarlas. La concejala de Hacienda, Patricia Fernández Sanguino, explica su funcionamiento.

¿Qué son las tarjetas prepago del Ayuntamiento de Langreo?

Son una manera de aportar ayudas a las personas y familias que han sufrido pérdidas en sus ingresos a raíz de la crisis económica desatada por la pandemia. En vez de entregar dinero en efectivo, optamos por este sistema de las tarjetas porque permite ayudar tanto a esas personas que han visto afectada su manera de ganarse la vida como a los comerciantes y hosteleros de Langreo que las admitirán como medio de pago en sus establecimientos.

¿Cómo funcionan las tarjetas?

Son como tarjetas de débito. Estarán cargadas con un saldo que puede llegar a 350 euros por unidad familiar y, al ir haciendo compras, se descontarán los cargos hasta que se agote el saldo. A los comerciantes y hosteleros se les abonará el importe de inmediato.

Los saldos de las tarjetas, de hasta 350 euros, impulsarán el consumo en el comercio local del concejo

¿Para qué se pueden usar?

Serán aceptadas en 140 establecimientos colaboradores. Servirán para adquirir bienes y servicios de todo tipo, como alimentos y bebidas no alcohólicas, comidas preparadas por la hostelería, ropa, zapatos, material escolar y libros. Lo que no cubrirán será alcohol, tabaco, juegos de azar, artículos de lujo ni suscripciones o cuotas mensuales. Lo que pretendemos es que ese dinero se gaste en el tejido económico del concejo, que deje dobles beneficiarios: las familias, por un lado, y los negocios locales, por otro. Así lo acordamos con los representantes políticos, empresariales y sindicales en la mesa social de diálogo y así reactivamos Langreo.

¿Quién las puede solicitar?

Cualquier persona que haya sufrido un despido por causa económicas derivadas de la pandemia o que haya estado en ERTE en algún momento desde la declaración del primer estado de alarma. En el caso de los autónomos, quienes acrediten una bajada en la facturación. Pueden pedirlas incluso los comerciantes y hosteleros que dirijan establecimientos colaboradores que las acepten, porque pensamos en darles mucha amplitud para que casi todo el mundo pueda acogerse a ellas. No hay muchos ayuntamientos que hayan abierto esta línea de ayudas desde sus Servicios Sociales para atenuar el impacto económico de la covid-19. Además, hablamos de ayudas específicas para quienes han visto afectado su poder adquisitivo por esta crisis. Los beneficiarios de ayudas como el salario social o el ingreso mínimo vital, que no han dejado de percibirlas en estos meses, son incompatibles para las tarjetas.

¿Cuántas se podrán conceder?

Me gustaría animar a solicitarla a todo el mundo que cumpla las condiciones. El último día para hacerlo será el 2 de junio. Y digo que me gustaría animar a todos porque el Ayuntamiento reservó casi 350.000 euros para este fin. Es la primera vez que se hace. Supone un esfuerzo importante, un dinero que va para estas ayudas y que ojalá se gaste todo. Langreo dedicó el año pasado el 20 por ciento de su remanente, de los ahorros comunes de todos sus ciudadanos, a usos sociales. Ahora toca aprovecharlo.