DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cita de internet que terminó con una mujer detenida por "simulación de agresión sexual"

Una mierense denunció que un hombre, que realmente había conocido en una red social, la había "detenido ilegalmente" para agredirla en un piso

Policía Nacional.

Policía Nacional.

Parecía un suceso sin precedentes en la comarca. Una mujer afirmó que, en el entorno del centro comercial de Mieres, un hombre la había metido a la fuerza en un coche. Maniatada y con los ojos vendados, según declaró ante la Policía Nacional, la había llevado en coche por unos veinte minutos. Y que, después, la había sacado del coche para mantener relaciones sexuales no consentidas en un piso. Aportó unas fotografías –localizadas por los metadatos en Langreo– y una descripción detallada de su presunto agresor.

La Policía Nacional de Mieres, tras una extensa y diligente investigación, ha detenido a esta mujer por “simulación de una detención ilegal y posterior agresión sexual”. La arrestada llegó incluso a autolesionarse para dar veracidad a su historia. El joven al que acusaba era un chico al que había conocido en una red social de contactos, y con el que presuntamente mantuvo relaciones sexuales consentidas.

Los hechos se remontan al 20 de marzo. Fue entonces cuando la mujer, acompañada por una representante del Centro de Crisis para Víctimas de Agresiones Sexuales del Instituto Asturiano de la Mujer, acudió a la comisaría para denunciar que había sido “objeto de una violación por parte de un desconocido”. En la denuncia, a la que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, afirmaba que un hombre la había sorprendido por la espalda y le había vendado los ojos. Que después la había metido en lo que parecía ser el maletero de un vehículo. También ofreció detalles de la vivienda y de un perro, del que incluso conocía el nombre. También ofreció detalles del aspecto físico del que dijo que era su agresor. Según su declaración, luego había sido introducida de nuevo en el coche para “abandonarla” en Mieres.

Los funcionarios policiales encargados de la investigación “comenzaron a sospechar de la credibilidad de la supuesta víctima cuando ella misma les indicó que tenía identificado al agresor por Facebook, aportando todo tipo de detalles, como tatuajes, nombre del perro que tenía, tono de voz, etcétera”. También llamó su atención “los múltiples cortes, producidos con un instrumento cortante, en su vientre”.

Los investigadores del Cuerpo nacional localizaron al hombre al que ella describía como su agresor. Y fue llamado a declarar. El joven afirmó que “había conocido a la mujer a través de una red social de contactos y que las relaciones fueron consentidas”. Una declaración confirmada por diferentes testigos e imágenes obtenidas en cámaras de seguridad. “Se pudo comprobar que la mujer había incurrido en un delito de simulación”, confirmaron ayer fuentes policiales.

La mujer fue detenida y puesta a disposición de la Autoridad Judicial. También las diligencias que resultaron de la investigación. Se da la circunstancia de que esta mujer, según ha podido saber este diario, ya había denunciado agresiones sexuales en otras ocasiones.

Compartir el artículo

stats