Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La obra para evitar que la Torre de Soto se derrumbe estará terminada en 2022

Aller espera la firma del convenio por parte del Principado para licitar un proyecto que tendrá un presupuesto cercano a los 300.000 euros

La torre de Soto, en el concejo de Aller. | |  LNE

La torre de Soto, en el concejo de Aller. | | LNE

La consolidación de la Torre de Soto, un inmueble catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), estará lista antes de finales del próximo año. Así lo refleja el convenio de colaboración firmando entre el Ayuntamiento de Aller y el Gobierno del Principado. Desde el consistorio solo esperan la firma del Ejecutivo autonómico para poder comenzar con la licitación de los trabajos.

Hace ya años que se está buscando una solución para frenar el deterioro de este inmueble, una de las joyas patrimoniales del municipio allerano, que se encuentra en un avanzado estado de ruina. Y tras más de una década de vueltas, el proyecto está próximo a salir adelante. Ha sido una sentencia judicial el detonante de que el Principado y el Ayuntamiento de Aller tengan ya la encomienda de realizar las tareas de conservación de este BIC. El pasado febrero, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) fallaba a favor de uno de los propietarios de la torre, al que eximía del pago de la reparación de la mimas. En el fallo, que salió de la sala de lo Contencioso-Administrativo especificaba que son los “poderes públicos” los encargados de abordar las obras de rehabilitación.

Una vez conocida la sentencia, el Gobierno regional y el Ayuntamiento de Aller elaboraron un convenio de colaboración que recoge aportaciones económicas y plazos, y en el que se especifica que las obras de consolidación de la torre allerana deben de estas terminadas antes de que termine el año 2022.

En materia económica, el Ejecutivo presidido por Adrián Barbón aportará 200.000 euros en dos anualidades, mientras que el consistorio allerano se encargará de pagar algo menos de 80.000.

En este presente 2021, se contarán con 120.000 euros por parte del Principado y con el dinero que ponga la administración local. La idea es poder licitar cuanto antes los trabajos, si bien el Ayuntamiento esta a la espera de recibir el convenio firmado por parte del Ejecutivo regional. Una vez que lo reciba, y en virtud del acuerdo, será el consistorio el encargado de pilotar la obra, es decir, de proceder a su licitación y adjudicación. “En cuanto tengamos en nuestras manos el documento firmado, lo sacaremos a concurso”, apuntó el alcalde, Juan Carlos Iglesias.

La idea es que los trabajos de consolidación de la torre, que han de ser tremendamente minuciosos y precisos, arranquen este mismo año para concluir en 2022. De hecho, el plazo de ejecución inicial que se planteará en los pliegos de condiciones será de entre 10 y 12 meses. “Es una de las reivindicaciones históricas del concejo de Aller y vamos a sacarla adelante esta legislatura, cumpliendo así los compromisos que adquirimos en su momento”, señaló el regidor.

El inmueble de la localidad allerana lleva varios años incluido en la “lista roja” de Patrimonio, elaborada por la asociación “Hispania Nostra”, y en la que se incluyen bienes patrimoniales de alto valor que se encuentran en un grave peligro de desaparición por su estado. En las Cuencas hay, a día de hoy, cinco elementos.

La Torre de Soto es un edificio histórico, declarado como BIC, y cuyo origen se sitúa en la época medieval. Dicen de este enclave que fue donde se conocieron y donde nació la chispa entre Alfonso VII y Doña Gontrodo. Una relación extramarital, ya que el Rey estaba casado, de la que nacería doña Urraca, la primera Reina de Asturias.

Compartir el artículo

stats