Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hunosa afirma que la central de biomasa “garantiza” su futuro como empresa y el empleo que genera en la comarca

Los vecinos rechazan frontalmente la quema de CSR, que permite la legislación, y anuncian que presentarán alegaciones al proyecto

La térmica de La Pereda, en Mieres. | J. Plaza

La térmica de La Pereda, en Mieres. | J. Plaza

El presidente de Hunosa, Gregorio Rabanal, mantuvo ayer una reunión con representantes de la Agrupación Vecinal de Mieres. El principal motivo de este encuentro fue la inquietud que ha generado entre la ciudadanía el proyecto para convertir la térmica de La Pereda en una central que pueda quemar biomasa. El mensaje de la hullera estatal es claro: este plan supone garantizar la viabilidad de Hunosa y mantener todo el empleo que genera directa e indirectamente en la comarca. Los vecinos, que destacaron la “cordialidad” de la empresa pública, mostraron su “preocupación” por la posible quema de combustible sólido recuperado (CSR). Desde Hunosa destacaron que el proyecto permite hasta un 25% de este combustible, pero la normativa eléctrica de energías renovables solo permite un máximo del 10.

“El proyecto es de una central de biomasa, no de una incineradora. Se trata de una central de biomasa autóctona y sostenible”, aclararon los responsables de la hullera estatal. Afirmación que ha tranquilizado a los vecinos, pero solo a medias. Porque la posición frente a los CSR es firme: “Era un no rotundo al entrar y un no rotundo a los CSR al salir de la reunión”, destacó el presidente de la entidad vecinal, Arsenio Díaz Marentes. La ley sobre la mesa. Técnicamente, la central aceptaría hasta un máximo de un 25 por ciento de quema de CSR. La normativa eléctrica, matizaron desde Hunosa, desciende esa tasa hasta el diez por ciento. En cualquier caso, añadieron a renglón seguido, “no tendrá más emisiones que la térmica de carbón actual y estará sometida a la legislación europea más estricta”. Durante el encuentro, técnicos de Hunosa detallaron en profundidad el proyecto previsto para la térmica de La Pereda y las obras previstas en las instalaciones.

La conclusión de los vecinos es que Hunosa “incluye los CSR por temas de competitividad, ya que es imposible la quema única de biomasa en Asturias por la humedad en la madera. Tienen que ser competitivos de cara a las subastas eléctricas, en las que no podrían competir únicamente con la biomasa”. Razón que no les parece suficiente. Desde la Agrupación Vecinal de Mieres afirmaron que, de mantenerse el proyecto con la quema de combustible sólido recuperado presentarán las alegaciones que ya tenían previstas: “Fuimos muy claros. Si solo se quemase biomasa, ni siquiera se hubiera mantenido esta reunión. Pero no queremos pasar por la combustión de CSR, mantenemos nuestro rechazo frontal”.

Compartir el artículo

stats