DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dueños de perros en Mieres: “Con la nueva normativa nos sentimos perseguidos”

El colectivo protestará el domingo ante el Ayuntamiento y critica las prohibiciones y la “desproporción” de las multas de la ordenanza

Una usuaria atiende a su perros en el área canina de la zona del paseo fluvial de Mieres, en la mañana de ayer. | J. R. S.

Una usuaria atiende a su perros en el área canina de la zona del paseo fluvial de Mieres, en la mañana de ayer. | J. R. S.

“Perseguidos, como terroristas, acosados, impotentes”. Son términos duros. Pero así es como se sientes muchos dueños de mascotas de Mieres, que están de uñas contra el Ayuntamiento por la nueva ordenanza de tenencia de animales, que conlleva ciertas prohibiciones y obligaciones que estos vecinos no ven razonables. Incluso censuran la desproporción de las sanciones establecidas en la ordenanza que, por ejemplo, multa con 300 euros por que un can orine en la vía pública y el dueño no lleve el agua para aclararlo, mientras que la multa por saltarse un semáforo es de 200 euros. Aunque las tintas están cargadas hacia el Ayuntamiento en general, se dirigen especialmente a la concejalía de Medio Ambiente, que dirige Sergio Gutiérrez, al que acusan de una despreocupación total por las mascotas. Por lo pronto, el próximo domingo, se ha convocado una concentración ante el Ayuntamiento de Mieres para protestas contra la ordenanza.

De momento, en apenas unos días, más de medio millar de personas se han unido a la página “¿Yes de Mieres? ¿Tienes perru? ¡Tas jodíu!”, que se creó en la red social Facebook. Allí denuncian las situaciones que están viviendo a diario, e incluso la persecución que dicen sufrir por parte de los agentes de policía encargados de hacer cumplir la ordenanza. Los responsables de esta página señalan que “el mayor problema que tenemos es que están cayendo multas a diestro y siniestro, y da igual la desproporción de los hechos”.

Ponen estos indignados vecinos dos ejemplos de sanciones recibidas en los últimos días: una por soltar al perro de la correa para beber en una fuente cercana, a las 8 y media de la mañana y sin nadie alrededor y otra por cruzar el parque de Jovellanos, también por la mañana, con el perro atado. “Nos abordan como si fuéramos delincuentes”, señalan los dueños de estos animales. Afirman que están de acuerdo con algunas de las sanciones, especialmente las que se impongan por no recoger los excrementos de perros. “Hay algunos dueños de mascotas que les da igual todo, pero a la mayoría no, y no por ello tenemos que pagar todos. Lo único que se hace es recortar derechos”, apuntan desde el colectivo, para agregar que “si aumentan la multa por no recoger las heces, particularmente estaríamos encantados, que pongan las que quieran”.

Sin embargo entienden que hay sanciones muy desproporcionadas. “Por saltarse un semáforo te imponen 200 euros de multa, pero porque tu perro mee en una farola y se te olvide el agua te meten 300 euros”, apuntan, a la par en que insisten que actualmente “nos sentimos como delincuentes por tener un perro”. “En Mieres no hay ni una señal de donde pueden estar los perros o no, y las que había se han arrancado. Entendemos que no podemos meter perros en el césped de un parque en las zonas infantiles, pero no poder cruzar por una zona común, con el perro atado, me parece una absoluta tontería”, apuntan los administradores de la página.

Por último, denuncian que las zonas de esparcimiento caninas carecen de los servicios necesarios. “En el área de Sueros, en el paseo, estuvimos seis meses sin una papelera. Les hemos pedido una toma de agua para dar de beber a los perros, y ya no solo se negaron, sino que lo hicieron de malas formas. En el Ayuntamiento debe de haber alguien a quien no le gustan los perros”, zanjaron.

Compartir el artículo

stats