Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El campus adapta sus planes de estudios para captar alumnos de FP de todo el país

La Escuela Politécnica de Mieres prepara un proyecto piloto que facilitaría el paso a la Universidad de los estudiantes de los grados superiores

Alumnos en una de las aulas de la Escuela Politécnica de Mieres. | Fernando Rodríguez

Alumnos en una de las aulas de la Escuela Politécnica de Mieres. | Fernando Rodríguez

La estudiantes de los grados superiores de Formación Profesional (FP) tienen la posibilidad de continuar sus estudios en la Universidad. Sin embargo, esta práctica no suele ser muy común, ya que supone enfrentarse a un plan de estudios con materias que hace mucho tiempo que no tocan, con lo que la dificultad es mayor. Pues bien, la Escuela Politécnica de Mieres pretende ponerles a estos alumnos las cosas un poco más sencillas, al menos en los primeros años, para que puedan adaptarse correctamente a la carrera y terminarla con éxito. Se trataría de adaptar los planes de estudios para hacer la ingeniería mucho más atractiva y captar a esos alumnos que hasta ahora no se habían planteado seguir estudiando en la Universidad.

Bajo esta premisa, la directora de la Politécnica de Mieres, Asun Cámara, mantuvo esta semana una reunión con el director general de Enseñanzas Profesionales del Principado, Javier Cueli; y con la concejala de Educación de Mieres, Belén Alonso. En el encuentro se propuso el desarrollo de un plan piloto en el ámbito de la ingeniería con el citado objetivo. De momento, como apuntó Cámara, “habrá que ver qué ramas del conocimiento tocar, por donde enfocarlo y de momento habrá que madurar la idea y entablar relación con otras universidades españolas donde se está realizando algo similar, como ocurre en el País Vasco y Cataluña”. Una vez que se defina el proyecto, se constituirá una mesa de trabajo con expertos de Formación Profesional y de la Universidad de Oviedo en relación con el grado o grados seleccionado.

La idea, como apuntó la directora de la Politécnica, sería “configurar un itinerario específico para estos alumnos, que tienen conocimientos prácticos muy concretos, que les permita cursar asignaturas más específicas a la vez que las asignaturas básicas”. Y es que estas asignaturas básicas, como matemáticas o física, por poner dos ejemplos, suelen ser más complicadas para estos alumnos a los que le suele faltar una base teórica. Además, hay que tener en cuenta que los alumnos que vienen de FP tienen reconocidos 30 créditos en la Universidad, lo que supone medio curso, con lo que tendría mayor sentido que pudiesen tener un plan específico para esos tres años y medio que tendrían de carrera frente a los cuatro del resto de alumnos que accedieron desde el Bachillerato.

Se trata, como apuntó Cámara, de un proyecto a medio plazo, ya que todavía quedan muchas cosas por fijar. Además, requiere de apoyos, no sólo de la Universidad, sino del Principado y, por último, de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad Académica (Aneca), que es la que se encarga de aprobar el plan de estudios antes de que se pueda poner en práctica.

Además de esta iniciativa, la directora de la Politécnica también propuso en el encuentro otra idea, relacionada en este caso con las prácticas, tanto de los alumnos universitarios como de los de FP. “Las prácticas que realizan los alumnos de FP son mucho más prácticas que las que se realizan en la Universidad, así que estaría bien que nuestros alumnos pudiesen hacer prácticas en los centros de FP y que los alumnos de FP también hicieran prácticas en nuestras instalaciones”, apuntó.

Compartir el artículo

stats