DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado invierte 1,5 millones en Morcín para evitar los vertidos de 4.000 vecinos

El Principado mejora las conexiones al colector con 102.729 euros, obras que complementan el proyecto de 1,4 millones de los Alfilorios

Mino García y Nieves Roqueñí, ayer, junto a las obras que se ejecutan en Las Mazas. | Vivas

Mino García y Nieves Roqueñí, ayer, junto a las obras que se ejecutan en Las Mazas. | Vivas

Acabar con los vertidos en el concejo de Morcín. Ese es el propósito del Principado, que tiene en marcha una inversión de 1,5 millones de euros con diferentes actuaciones que beneficiarán a unos 4.000 vecinos. Estos trabajos serán complementados con otros que realizarán, por un lado, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y, por el otro, el propio Ayuntamiento de Morcín.

Para comprobar el desarrollo de estas obras, la viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, acudió ayer hasta la localidad morciniega de Las Mazas, donde acaban de iniciarse las obras para incorporar los vertidos de aguas residuales de varias viviendas de este pueblo, así como de La Foz y La Collada, al colector general. Estas aguas serán tratadas después en la estación depuradora de Riosa. La actuación tiene un coste de 102.729 euros, que se añaden a los 1,4 millones del proyecto de saneamiento de la aglomeración Morcín-Alfilorios que, como apuntó la viceconsejera, terminará a lo largo de este mes.

Durante la visita, Nieves Roqueñí, que estuvo acompañada por el alcalde del concejo, Mino García, explicó que las obras que acaban de iniciarse están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y beneficiarán a 825 habitantes.

La actuación consiste básicamente en la ejecución de cuarenta metros de colector de recogida de vertidos de un grupo de casas de La Foz y su conexión al colector interceptor del río Riosa. También se instalarán 65 metros de tubería para canalizar las aguas residuales de viviendas ubicadas en Las Mazas y otros quince metros para la recogida en La Collada.

En cuanto a las obras de la aglomeración Morcín-Alfilorios, que están a punto de concluir, beneficiarán a un total de 3.076 habitantes. Los trabajos han consistido en la construcción de una red de colectores de 6,3 kilómetros que recogerá las aguas residuales de los núcleos situados en la cuenca alta del río Morcín, mediante un colector general que parte de Santa Eulalia y finaliza en Las Vegas, donde se ramifica en dos tramos que concluyen en Busloñe y en El Cruce-Lavandera. A este último colector se podrán incorporar, en el futuro, los vertidos de la cuenca de Los Alfilorios, una vez listo el proyecto que la Confederación Hidrográfica del Cantábrico redacta actualmente.

La viceconsejera dio cuenta de que “estamos tejiendo una red para que no quede ningún núcleo urbano sin conectar al saneamiento, más aquí que contamos con una depuradora”. Además, con estas actuaciones “vamos a dejar bien servido al municipio de Morcín, que se verá complementado con los trabajos que desarrollen tanto la Confederación Hidrográfica del Cantábrico como el propio Ayuntamiento”. Por su parte, Mino García aseguró que “considerábamos que era prioritario conectar los pueblo a la red general y, por nuestra parte, haremos lo propio con el pueblo de Panizales, ya que nuestro objetivo es que los temas medioambientales del concejo estén acordes con la normativa y para eso tenemos que adelantarnos a los acontecimientos”. El regidor también aprovechó para agradecer que el Principado “haya tenido en cuenta nuestra petición con Las Mazas y el resto de pueblos, ya que llevaban muchos años vertiendo directamente al río y es una situación que no se podía alargar mucho más en el tiempo”.

El saneamiento también llegará al Alto Aller con un plan de actuaciones de siete millones

El concejo de Morcín no será el único que se beneficie de las mejoras en saneamiento. Hace unos días, el vicepresidente y consejero de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático, Juan Cofiño, se desplazó hasta Cabañaquinta, en Aller, para dar a conocer un plan de casi siete millones de euros que tenía el objetivo de sanear la zona alta del río Aller y acabar con los vertidos, y que comenzarán este año. La actuación se desarrollará en diferentes fases. Inicialmente, se acometerán obras del tramo entre Felechosa y Yanos, con el fin de recoger los vertidos de Felechosa, El Pino y Pola del Pino para conducirlos hasta la futura depuradora. La longitud de las conducciones alcanzará los 1.800 metros y se ejecutará un aliviadero que permitirá eliminar del colector el exceso de agua en tiempo de lluvias. Los trabajos tienen un presupuesto de 918.400 euros y un plazo de ejecución de nueve meses. Asimismo, se construirá una nueva depuradora que ocupará 5.000 metros cuadrados entre Pola del Pino y Yanos, y tendrá un presupuesto aproximado de tres millones. La instalación tratará las aguas residuales generadas en la aglomeración del Alto Aller, entre Collanzo y Felechosa. Por último, realizará otro proyecto más para el tramo entre Collanzo y Yanos, que requerirá una inversión estimada de 1,5 millones. Este colector recogerá los vertidos de estas localidades para incorporarlos a la futura depuradora.

Compartir el artículo

stats