La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial apunta al otoño para la finalización de las obras de mejora de la carretera que une Campo de Caso con Infiesto en el tramo entre la capital casina y Bueres. El departamento regional ha ejecutado el 78% de los casi 5,8 millones de presupuesto para la actuación en los 7,5 kilómetros de recorrido entre las dos localidades del alto Nalón en la vía de la Collá d´Arniciu (AS-254).

La directora general de Infraestructuras Viarias, Esther Díaz, y el alcalde de Caso, Miguel Fernández, se reunieron ayer para analizar la evolución de los trabajos y las peticiones trasladadas por el Ayuntamiento y los vecinos de Bueres y Orlé. Las obras comenzaron en septiembre de 2018 con un plazo de ejecución de 30 meses. Ya tenía que haber finalizado pero ha sufrido retrasos. A finales de abril se reanudaron los trabajos tras cuatro meses paralizados.

La actuación, que aborda la empresa Acciona, se centra en el ensanche de la plataforma para alcanzar una calzada de seis metros de anchura con dos carriles de tres. También  se mejorará el firme, para regularizarlo y dotarlo de una capacidad portante suficiente para resistir el tráfico. El Alcalde asegura que “se han trasladado peticiones relacionadas con la obra y hemos clarificado la situación”.

La dirección de Infraestructuras Viarias afirma que el movimiento de tierras y el drenaje transversal están prácticamente concluidos, el 40% del firme está ya ejecutado y se construyó el 80% de las escolleras de contención y sostenimiento proyectadas. En el acceso a Orlé se aglomerará y mejorará el drenaje y en Bueres, una vez terminada la excavación, “se completarán los trabajos en las escolleras según las necesidades”. En el entorno de este último núcleo se mejorarán los drenajes de la travesía que discurre paralela al trazado, para evitar que las aguas provoquen inestabilidad en los taludes.