DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La conversión del sanatorio de Bustiello en estación de tren “es un proyecto viable”

El Ayuntamiento de Mieres valora el planteamiento, surgido en un concurso de la Politécnica, “aunque tendrá que decidir el Principado”

La conversión del sanatorio de Bustiello en estación de tren “es un proyecto viable”

La conversión del sanatorio de Bustiello en estación de tren “es un proyecto viable”

La propuesta para convertir el sanatorio de Bustiello en una estación del ferrocarril turístico, que se hizo con el primer premio en el concurso de ideas organizado por la Escuela Politécnica de Mieres y que firman las alumnas Beatriz Flórez e Irene Méndez, podría no quedarse únicamente en el papel. De hecho, ha pasado a ser una más de las opciones que se barajan para darle un uso a estas instalaciones que dependen del Principado. Así lo aseguró el edil de Cultura de Mieres, Juan Ponte, quien apuntó que “es una propuesta más, en este caso avalada por informes de expertos en la ingeniería civil y de caminos, y es viable, sin embargo tendrá que ser el Principado el que decida qué hacer con el inmueble”.

Y es que no es la primera vez que salen a colación Bustiello y el proyecto del ferrocarril turístico, relacionados en este caso con el proyecto que encabeza la sociedad cultural y minera Santa Bárbara para hacer un tren que una Collanzo (Aller) y Trubia (Oviedo). La asociación “La Pudinga”, que lleva años velando por el mantenimiento del patrimonio industrial y cultural de Bustiello, solicitó semanas atrás que el desarrollo del proyecto turístico, que pasaría justo al lado del poblado, tuviese allí una estación. “Es nuestro deseo que el proyecto se convierta en realidad y reivindicamos una antigua aspiración, como es la parada del tren con un apeadero”, señalaban los portavoces de La Pudinga. Pues el proyecto ganador de la Escuela Politécnica de Mieres refuerza esa petición. Juan Ponte dejó claro que el Ayuntamiento de Mieres “ha mostrado su apoyo al desarrollo del tren turístico, y nos parece muy bien, además, que se pueda recuperar el patrimonio del concejo”. Eso sí, el concejal reiteró que, al ser el sanatorio de Bustiello competencia del Principado, “no podemos decirles qué hacer con estas instalaciones, pero sí valorarlo como una posibilidad y que además es viable”.

Ni Beatriz Flórez (Castrillón) ni Irene Méndez (Oviedo) son de Mieres, así que no conocían la historia del sanatorio de Bustiello ni tampoco la polémica que había sobre su abandono cuando se pusieron a trabajar en el proyecto para el concurso de la Politécnica. “Nuestra propuesta consiste en la rehabilitación del sanatorio, con la botica y la antigua escuela de niñas”, había explicado Beatriz Flórez, destacando que “queríamos aprovechar que la vía del tren pasa por delante para alargarla e introducirla por el jardín, utilizando el edificio como estación y haciendo una zona de ocio en el interior”. En su propuesta también cuidaron que “fuese un entorno mucho más atractivo, porque nos dimos cuenta de que muchos vecinos van a pasear por allí”. Además de convertir el sanatorio en estación, la línea del ferrocarril turístico proyectado por estas dos alumnas comenzaría en Bustiello para continuar por la vía de Feve hasta Baíña. A partir de ahí, seguiría hasta Trubia por la vieja vía que ya no se utiliza.

Juan Ponte estuvo hace unos días en el exterior del sanatorio para acompañar a la portavoz de IU en el Parlamento de Asturias, Ángela Vallina. Un encuentro en el que también estuvieron representantes de la plataforma “Salvemos el Sanatorio de Bustiello”. En ese encuentro, todos coincidieron en la necesidad de destinar fondos públicos para revertir el deterioro del sanatorio, un plan que debe incluir una reorientación de actividades. Desde la Consejería de Cultura existe un compromiso de valorar las diferentes posibilidades del inmueble para evitar que se acabe cayendo.

Compartir el artículo

stats