Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de Rioglass Solar va a la huelga el día 28 para protestar por los despidos

La empresa se niega a negociar con los trabajadores y mantiene el planteamiento de un ERE de extinción para 52 de sus empleados

Los trabajadores de Rioglass Solar, durante el corte de la calle que realizaron como protesta en la capital asturiana. | Vivas

Los trabajadores de Rioglass Solar, durante el corte de la calle que realizaron como protesta en la capital asturiana. | Vivas

Los petardos de protesta volvieron a escucharse hoy en la capital asturiana. Pero no se trataba de una protesta minera, a la que solían asociarse estos sonidos, sino de los trabajadores de Rioglass Solar en Mieres y Lena, que se enfrentan al despido de 52 de sus compañeros. Trabajadores y empresa estaban citados hoy en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC), en Oviedo. Un encuentro que, al igual que ocurrió ayer en la mesa de negociación, se saldó sin acuerdo. Eso sí, los trabajadores aprovecharon para protestar a las puertas del SASEC llegando a cortar el tráfico durante casi media hora. Dado el desacuerdo con la empresa, también se ha convocado una huelga para el próximo día 28.

La cita en el SASEC estaba convocada para las once de la mañana. Fue entonces cuando los trabajadores desplegaron dos pancartas en las que se podía leer “No al cierra de Rioglass Solar, energía renovable” y “Atlántica Yard no cumple sus compromisos con Rioglass Solar”. Y no sólo eso, también se decidieron a cortar el tráfico en la calle, lo que obligó a los agentes de la Policía Local a desviar el tráfico por las calles aledañas durante el tiempo que duró el cierre, casi media hora. Y aunque la protesta fue totalmente pacífica, también acudieron hasta la zona agentes de la Policía Nacional para velar por el buen desarrollo de la movilización y que no hubiera incidentes.

Tal y como denunciaron los miembros del SOMA-FITAG-UGT en el comité de empresa de Rioglass Solar, la compañía “hizo oídos sordos a nuestra propuesta, a pesar de que está avalada por un informe que encargó la patronal y donde se desataca la importancia de Asturias en la fabricación de espejos curvos para las plantas termosolares”. Así, mantuvo su ERE de extinción para 52 trabajadores, aunque ofertando una treintena de reubicaciones. El planteamiento de la compañía sólo garantiza 23 de los 91 empleos que tiene en nómina, siendo estos en su mayoría de personal administrativo. Hay otros 16 trabajadores cuyo futuro es incierto, ya que va a entrar un proyecto en la empresa que les dará trabajo durante tres o cuatro meses, pero en el sindicato están convencidos de que la compañía tratará de deshacerse de ellos una vez que termine ese trabajo.

En cuanto al planteamiento del sindicato, se plantea un traslado de los trabajadores a las otras plantas que la compañía tiene en España como primera opción. La segunda, para los que lo rechazaran, realizar bajas incentivadas. Y como última opción, un ERTE de 18 meses, un tiempo que el sindicato considera prudencial para recuperar la normalidad. La propuesta englobaría a toda la plantilla.

Al no haber acuerdo, al menos de momento, el comité de empresa ha convocado una huelga para el próximo día 28. Aún así todavía hay tiempo para la negociación, ya que hoy y mañana volverán las mesas de negociación. Los problemas para los trabajadores llegaron tras el desembarco de Atlántica Yield, uno de los mayores operadores mundiales de plantas solares, entre otras inversiones en el sector de las energías renovables, que asumió la mayoría de control en la empresa el pasado mes de marzo. Los trabajadores creen que la compañía quiere sanear la plantilla, precarizando el empleo.

Compartir el artículo

stats