Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Instituto de Biodiversidad investigará la extinción y el futuro de las especies

El nuevo centro, aprobado por el Principado, será una evolución del grupo de trabajo ya existente, gozará de más autonomía y ampliará su plantilla

El edificio de investigación del campus, donde se ubica el actual grupo de investigación en Biodiversidad.

El Gobierno de Asturias aprobó ayer en Consejo de Gobierno la firma de un convenio entre el Principado, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Oviedo para la creación y regulación del Instituto Mixto de Investigación en Biodiversidad (IMIB). Este acuerdo supondrá la conversión de la actual Unidad Mixta de Investigación en Biodiversidad (UMIB) que se ubica en el edificio de investigación del campus de Mieres.

La transformación en instituto mixto, tal y como explicaron ayer desde el Principado, “implica importantes beneficios para el personal investigador, ya que podrá optar a convocatorias nacionales y europeas y, por consiguiente, captar más financiación”. El convenio, con una vigencia indefinida, establece una aportación para contribuir a los gastos de funcionamiento del instituto de 120.000 euros para el periodo inicial 2021-2024, que posteriormente será revisada mediante una adenda económica.

La directora de la UMIB, la investigadora Paola Laiolo, aseguró que “estamos muy contentos con ese anuncio, ya que supone el fin de un largo recorrido para llegar a ser instituto”. Y es que la llegada de la pandemia truncó en parte los planes para este centro asentado en el campus de Mieres, retrasando los plazos establecidos. El último, tal y como habían anunciado desde la Universidad de Oviedo, era que el centro iba a empezar el presente ejercicio ya como instituto mixto, una vez que se había aprobado la firma del convenio tanto por parte de la Universidad como del CSIC. Sin embargo, ha habido que esperar unos cuantos meses más hasta que el Principado ha dado luz verde. La firma, como apuntó ayer Laiolo, “será pronto, aunque todavía no se ha fijado la fecha”.

La conversión de unidad mixta a instituto mixto supondrá un revulsivo para las instalaciones de Mieres que ganarán en autonomía, “suben de nivel”. Destacó la directora el hecho de que el convenio para el instituto tenga una vigencia indefinida y que se “institucionaliza el papel del instituto como una entidad en sí y se crearán nuevas plazas de empleo propias que se incorporarán al propio instituto cuando hasta ahora estábamos limitados con la gente que quería venir de fuera”. También contarán con un nuevo gerente del CSIC y personal administrativo, entre las principales novedades del centro.

No cambiará, eso sí, el trabajo de los científicos y las líneas de investigación, “que seguirán siendo las mismas”. Eso sí, el objetivo era crear dos departamentos de investigación, uno dedicado al pasado y otro al futuro. “Uno analizará el origen de la biodiversidad, cómo se extinguen las especies y cómo se adaptan al medio. Y otro se ocupará de la conservación de las especies, del cambio climático, del conflicto entre grandes carnívoros y humanos...”, había explicado la propia directora. En cuanto al espacio donde se ubican, esto tampoco cambia, al menos de momento. El UMIB y futuro instituto se ubica en la quinta planta del edificio de investigación del campus de Mieres y ocupa una parte de la cuarta planta. “Cuando se incorpore más personal, trataremos de ampliar las instalaciones”, apuntó Laiolo. La creación del Instituto Mixto de Investigación en la Biodiversidad fue anunciada en agosto de 2019 por el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, durante una visita al Centro de Investigaciones en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN), ubicada en el edifico TIC de El Entrego, en San Martín del Rey Aurelio. Respondía así a una petición de la propia UMIB, que consideraba la necesidad de ser un centro propio para ganar autonomía.

Y respecto al CINN de El Entrego, el Consejo de Gobierno también autorizó ayer un nuevo convenio con el CSIC y la Universidad de Oviedo, con vigencia indefinida, para la regulación del centro. Este nuevo convenio supone que el centro contará con una aportación anual de 234.000 euros para el periodo 2021-2024. Esta medida dota de estabilidad este centro mixto, que “desempeña una función clave en uno de los sectores punteros de la I+D+i regional”.

Compartir el artículo

stats