Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Instituto de Biodiversidad y el centro de Nanotecnología aumentarán sus plantillas

El Principado, la Universidad y el CSIC firman un acuerdo para potenciar la investigación en los dos organismos de las comarcas mineras

Por la derecha, Borja Sánchez, Rosa Menéndez e Ignacio Villaverde, ayer, en la firma de convenios. | A. Velasco

El Instituto Mixto de Investigación en Biodiversidad (IMBI), ubicado en el campus de Mieres, y el Centro de Investigación en Nanomateriales y Nanotecnología (CINN), del El Entrego, tendrán plantillas más amplias. Ese es uno de los objetivos de la firma, ayer, de los convenios específicos entre el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Oviedo y el Gobierno del Principado, para el desarrollo de actividad en ambos espacios radicados en las comarcas mineras. Dos centros que los responsables de estos tres organismos públicos han situado en la vanguardia en materia de investigación.

Aunque sin especificar las cifras en las que se plantea crecer, fue el Consejero de Ciencia y Universidad, Borja Sánchez, fue el encargado de confirmar que “estos convenios llegan con la idea de fomentar la ampliación del personal técnico y el personal de investigación, así como la oferta de I+D a las empresas”. Sánchez subrayó la importancia de tener centros de referencia del CSIC, ya que “esto conlleva la posibilidad de una convocatoria de plazas públicas”.

Sánchez también ensalzó el nuevo instituto de Biodiversidad de Barredo, ya que al elevar su categoría, dijo, “le permitirá captar más fondos y aumentar el número de personal”. Una plantilla que según explicó Rosa Menéndez, presidenta del CSIC, está en casi una treintena de profesionales, la mitad de ellos científicos. Además, el consejero de Ciencia también alabó las líneas de desarrollo investigador del IMBI, ya que, apuntó “la biodiversidad y el patrimonio natural, que será una de las claves estratégicas para el futuro de Asturias”.

Fue precisamente Rosa Menéndez, la anfitriona, la que abrió el acto. Explicó el origen del nuevo instituto de la Biodiversidad, que comenzó a gestarse en 2008, “cuando el catedrático Ramón Obeso me insistió en la necesidad de poner en valor toda la capacidad científica en materia de biodiversidad”. Así nació en 2011, la unidad mixta de investigación que acaba de desembocar en el instituto. “La investigación del IMBI está orientada a la conservación del medio ambiente y la biodiversidad”, dijo la responsable del CSIC, para agregar que en Mieres se desarrollan dos líneas de investigación principales: “el origen y la distribución de la biodiversidad y el potencial de adaptación al cambio climático de las especies, por otra parte, “las funciones y servicios de la biodiversidad: seguimiento de poblaciones silvestres, especies amenazadas, enfermedades emergentes o interacciones ecológicas”. El centro cuenta con un presupuesto de 130.000 euros de presupuesto al año, aunque este nueva dimensión que ha tomado le va a permitir conseguir nuevas líneas de financiación.

Vanguardia

Del CINN, ubicado en El Entrego, la responsable del CSIC explicó que cuenta con medio centenar de profesionales, de los que 22 son científicos. Lo calificó como un centro “a la vanguardia, que inició el pasado año dos proyectos para luchar contra el covid” y cuyas líneas de investigación principales se centran en “los nuevos materiales y la salud”.

Por otra parte, el rector de la Universidad de Oviedo, Ignacio Villaverde, explicó que aunque el de Biodiversidad será el primero de los institutos que tendrán como sede el campus de Mieres, aún no hay fecha para la implantación de los otros espacios de investigación que se van a llevar a Barredo, tales como de la Inteligencia Artificial o el de Patrimonio Industrial, por citar dos de ellos. “Lo primero que tenemos que hacer es constituir el consejo de campus, que lo haremos en todos los centros, pero empezaremos en el de Mieres, en el que además de los agentes académicos también habrá agentes externos”, dijo el Rector.

Ignacio Villaverde explicó que será en otoño cuando se pongan en marcha la planificación para la implantación de los institutos en Barredo, una vez que se nombre al coordinador del plan estratégico, que será la actual directora de la Politécnica, Asun Cámara. “A partir de ahí será cuando podamos comenzar a dar alguna fecha”, señaló el Rector de la Universidad de Oviedo, que en todo caso, aseguró que no se van a dejar escapar oportunidades por la burocracia. “Ahora mismo hay oportunidades fantásticas en lo referente a la Inteligencia Artificial, que no podemos perder”, apuntó, dejando entrever que sería ese el próximo centro investigador en llegar a las instalaciones mierenses.

Compartir el artículo

stats