Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Son de Mieres, tienen perru: se recrudece la protesta que prohíbe los perros en los parques de Mieres

"Espantan al colectivo", clama el colectivo afectado

Miembros de la plataforma, ayer, presentando la nueva campaña.

Miembros de la plataforma, ayer, presentando la nueva campaña.

“¿Yes de Mieres, tienes perru? Tas j...”. El nombre de la plataforma que protesta contra la normativa que impide pasear con perros por los parques del concejo con zonas de juegos infantiles es original. Sus protestas, duras. Aunque con civismo. El colectivo presentó ayer su nueva movilización: la instalación de cartelería “dog friendly” (amigable con los perros) y pegatinas de concienciación para la limpieza de excrementos. Se extenderá durante tres meses y, avisan ya, no están dispuestos a parar hasta que el Ayuntamiento cambie su normativa: “Están espantando al poco turismo que tenemos”, clamaron ayer portavoces de la entidad. Además, señalan, hay grandes perjudicados: personas con movilidad reducida, mamás con bebés y los vecinos más veteranos, que no tienen fácil acceso a las zonas habilitadas.

La polémica está encendida. Los problemas comenzaron en junio de este año, con la entrada en vigor de una nueva normativa. Incluye sanciones, que ya han sido impuestas, por pasear con los canes por parques con zonas infantiles. Varios usuarios denunciaron que les habían puesto multas de 300 euros. Empezó entonces la movilización. “Queríamos ir un paso más allá, concienciar a toda la ciudadanía. Por eso emprendemos esta nueva campaña, porque queremos demostrar que tener perro no es ser un criminal”, destacaron desde la entidad.

El primer paso fue la instalación de un cartel en la valla publicitaria de la calle Manuel Llaneza, en el termómetro, con una fotografía de vecinos del casco urbano y sus canes. Ese cartel se instalará en todos los establecimientos que sí permitan el paso de perros: “Es algo que tendría que hacer la Administración local, pero como no lo hace... Hemos decidido tomar las riendas”, destacaron. Lo siguiente será la pega de pósters de pequeño tamaño, con el lema “Por una buena convivencia, recoge los excrementos de tu mascota”: “Lo que menos queremos es que nos acusen del mal estado en el que se encuentran las zonas verdes. Están llenas de basura humana”.

El gobierno local (IU), hasta el momento, no ha dado marcha atrás en la normativa, que cuenta con un masivo apoyo del movimiento vecinal . Defienden que es la misma que se aplica en otras grandes ciudades, como Gijón. “No es cierto, lo que pasa aquí no pasa en ningún sitio”, replicaron ayer desde la plataforma. Y van más allá: “Esta posición del gobierno local está espantando a los turistas. Somos el qué decir en foros especializados, sabemos de mucha gente que ha cambiado su destino vacacional. Incluso, hay vecinos que están pensando en marcharse”. La situación es aún más grave para familias con personas con discapacidad, como Rosana Casasola. La joven, de 19 años, va en silla de ruedas. Dice que cada día es más difícil todo, ahora también pasear con “Rumba”: “No sabes lo duro que es, a menos que lo vivas”.

Compartir el artículo

stats