El Consorcio de Aguas de Asturias (Cadasa) acometerá en Rioseco la primera fase de las obras que le permitirán disponer de un mayor volumen de agua de los embalses de Tanes y Rioseco para el abastecimiento de la zona central de Asturias. Estos trabajos se centrarán en el derribo de las instalaciones de la antigua piscifactoría del Alba. La obra que planifica el organismo regional, que incluyen la construcción de una nueva Estación de Tratamiento de Aguas (ETAP) en Sobrescobio, además de ampliar y mejorar las instalaciones existentes, tendrá un coste de 38,4 millones de euros.

Las construcciones de la piscifactoría se encuentran en “estado de ruina y no son aprovechables ni compatibles con la ampliación de la ETAP”, destaca Cadasa en el proyecto. El consorcio ha sometido a información pública el estudio preliminar de impacto ambiental del proyecto de demolición de las instalaciones y de acondicionamiento de los terrenos. Ya dispone, además, de la autorización de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico para ejecutar las obras. Este permiso tiene una vigencia de 24 meses desde la comunicación de la resolución, que se produjo el pasado mes de abril.

La piscifactoría del Alba tiene una superficie de 14.000 metros cuadrados. Las instalaciones están formadas por balsas, un edificio, una nave industrial y varios cobertizos y casetas. En la margen del río tiene un canal que recoge el agua de las diferentes balsas, para devolverla al río.

El Consorcio de Aguas de Asturias adquirió en 2019 los terrenos y la concesión administrativa de aguas de la piscifactoría para ejecutar mejoras en la estación de tratamiento de aguas de Rioseco. Prevé construir una nueva planta potabilizadora y mejorar las instalaciones existentes. El proyecto presentado a la Confederación Hidrográfica para modificar las características del aprovechamiento de aguas del río Nalón incluye la construcción de un nuevo depósito de agua y de un laboratorio central.

La piscifactoría tenía otorgada una concesión de 1.000 litros por segundo. La estación de tratamiento de agua, que fue construida en 1982, podrá suministrar hasta 4.500 litros por segundo, frente a los 3.500 actuales tras adquirir los terrenos y la concesión administrativa de las instalaciones.